El Estado tiene puntos turbios como empleador

 
EXTRACTO GRATUITO

"El 70% de nuestro sueldo no es remunerativo, está en negro", dice Raúl Maza, vocero de Gendarmería, desde la escalinata del edificio Centinela. Este gendarme, con un rol protagónico durante estos días, gana 3800 pesos en mano. Es una de las razones por las que esta fuerza, junto a la de Prefectura, se plantó aún después de que el jefe de Gabinete, Abal Medina, anunciara que no iban a cobrar menos que el mes pasado después de la aplicación del decreto 1307, que llevó a una desastrosa liquidación de sus magros salarios.Una vuelta por los alrededores del lugar de protesta y algunas charlas con los manifestantes llevaron a leer diferentes recibos de sueldo: el básico de un suboficial mayor con 33 años de servicio, $ 1800; el básico de un gendarme, $ 400; un mecánico de aviación, que arregla máquinas que cuestan 6 millones de euros, recibe en mano $ 3800. "Cobramos durante 20 años un sueldo, pasamos a retiro y cobramos menos de la mitad", dice Maza, quien agrega que en el Estado esta situación es compartida por prefectos, gendarmes, la Policía Federal y provincial, servicios de penitenciaría y Fuerzas Armadas, entre otros.Dos son los problemas que tienen los trabajadores estatales, según su categoría: los contratos y los montos no remunerativos.Los contratados realizan tareas similares a los trabajadores permanentes, pero sin sus beneficios. El doctor Matías Cremonte, director del Departamento Jurídico de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) a nivel nacional, calcula que solo en la administración central hay 35.000 contratados. "La Convención Constituyente de 1957 estableció que el trabajador del Estado tiene estabilidad laboral. Lo hizo para evitar que cada nuevo gobierno echase a los trabajadores para poner a su propia tropa. Sin embargo, se encontró una manera de evadir la ley: los contratos. Es cierto que deben existir para tareas que son por un tiempo determinado, como por ejemplo para una suplencia por licencia, pero en realidad se usan para tareas normales y habituales similares a las de otros trabajadores con estabilidad."En algunos casos el mismo contrato estipula algunos beneficios, como vacaciones, ART y aportes jubilatorios, pero en otros se trata de becarios o monotributistas. "Un 35% de los trabajadores del Estado están bajo esta modalidad que, por otro lado, provoca cantidad de juicios", continúa.¿Por qué el Estado se comporta de esta manera? "Para tener la posibilidad de hacer lo que la Constitución quiso desterrar: nombrar a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA