Punta del Este: desvalijan a una familia argentina

 
EXTRACTO GRATUITO

PUNTA DEL ESTE.– Una familia argentina que veranea en este balneario desde hace 30 años –cuya identidad no trascendió– se vio sacudida en la madrugada de ayer, cuando http://www.lanacion.com.ar/1656351-asi-fue-el-calvario-que-vivio-la-familia-argentina-asaltada-en-punta-del-esteque la despertaron en forma violenta y la desvalijaron. Los ladrones se llevaron de la residencia del barrio Marly http://www.lanacion.com.ar/1656320-punta-del-este-asaltaron-a-una-familia-de-argentinos-y-le-robaron-25-mil-dolares, joyas, teléfonos celulares y otros bienes personales.Fue el segundo robo de estas características en lo que va del año, luego de que el domingo pasado fuera asaltada una familia uruguaya en la zona de Pinares. Si bien en este verano los robos son menos espectaculares que en otras temporadas en Punta del Este, sus habitantes dicen que la inseguridad se ha incrementado.Ayer, la policía trabajaba en varias pistas sobre los posibles autores del asalto en el barrio Marly, cerca del principal centro comercial esteño. Las autoridades de seguridad del Departamento de Maldonado destacan que mediante el uso de tecnología resolvieron muchos casos y atrapar a delincuentes que luego fueron a prisión.En el caso de la familia argentina asaltada ayer, quienes se excusaron de hacer declaraciones, el robo fue con mucha tensión porque fueron despertados por los ladrones, amenazados con revólveres y cuchillos, y encerrados en un cuarto mientras robaban rápido lo que podían. La preocupación de la familia estuvo en la suerte que corría un bebe, quien dormía en un cuarto al que accedieron los asaltantes."Cuando desperté, tenía un cuchillo grande amenazándome y no entendía nada", relató a LA NACION la empleada doméstica que cada verano trabaja para esa familia, todavía nerviosa por los momentos sufridos."Teresita" es una uruguaya proveniente del departamento norteño de Artigas, en la frontera con Brasil, y mantiene el acento de los que viven en esa zona y se criaron con gente que habla "portuñol".El robo ocurrió a la madrugada, en la semana que se produce el recambio turístico de la segunda quincena. "Tenían guantes, me taparon la boca, la nariz, yo me desperté asustada, sorprendida. «Tirate al piso», me dijeron", añadió Teresa, quien ese momento sólo temblaba por el susto, por lo que prefirió hacer caso a todo lo que le ordenaban.La empleada, que mostró especial afecto por esta familia argentina, a quienes conoce desde hace 28 años, aseguró que nunca habían tenido un problema...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA