Las provincias volvieron a aumentar la presión impositiva este año

 
EXTRACTO GRATUITO

La presión que ejerce el impuesto a los ingresos brutos (IIB) sobre la actividad económica aumentó en 4 puntos porcentuales por segundo año consecutivo en un contexto en el que las provincias parecen lanzadas en una carrera por asegurarse cada vez más recursos sin considerar el posible riesgo de ahogar o empujar a la informalidad a algunos sectores ante el contexto de estrechez financiera acuciante que enfrentan.El ajuste alcista de alícuotas en general de este tributo, o sobre algunos sectores en particular, fue el camino elegido por la mayoría de las provincias para tratar de mejorar sus esquemas de recaudación propia lo que hizo que, en promedio, el aporte del IIB en la estructura de financiamiento tributaria de estos distritos crezca del 56 al 74% entre 1998 y 2010, calculó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) al repasar el mapa tributario federal que rigió durante el presente año.Así, más de 7 de cada 10 pesos que esperan percibir los fiscos provinciales provienen de un tributo "cuyas características distorsivas ya son ampliamente conocidas, confirmando que la estructura de financiamiento de las provincias se modificó sostenidamente en los últimos años adquiriendo una mayor prociclidad ya que depende crecientemente de un impuesto cuya percepción está estrechamente ligada a la trayectoria de la actividad económica", apuntó el economista Nadin Argañaraz, autor del informe.Esta evolución deja en el olvido los compromisos que las provincias habían suscripto en 1992 y 1993, cuando firmaron el último pacto federal."En aquel entonces, para favorecer la actividad económica, se habían comprometido a mantener la tasa del IIB en el 0% para la industria, la construcción y el agro y reemplazar progresivamente ese tributo por una especie...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA