Procesan con prisión preventiva a Cristina Kirchner por el gas licuado

 
EXTRACTO GRATUITO

El juez volvió a dictar la prisión preventiva de y amplió su procesamiento. La expresidenta, además de estar acusada de liderar una asociación ilícita, fue señalada ahora por la importación de gas natural licuado (GNL) que llegaba en barcos al país y era regasificado en los puertos de Bahía Blanca y Campana.En su fallo, el juez federal pidió el desafuero de la expresidenta para que quede detenida, pero esa solicitud se ejecutará solo si el fallo es confirmado por la Cámara Federal porteña. Bonadio dispuso además el embargo de los bienes de Cristina hasta la suma de $1000 millones. La expresidenta está actualmente en Cuba y, con el de ayer, sumó su séptimo procesamiento; tres de ellos, con prisión preventiva.Además de la expresidenta, fueron procesados por estos delitos con prisión preventiva el exministro el exsecretario y otros exfuncionarios del Ministerio de Planificación, de Enarsa y de y abogados particulares que fueron intermediarios en la operación.El juez entendió que durante la gestión de se conformó la estructura que llevó adelante las maniobras ilícitas desarrolladas en la importación de gas natural licuado. Entre 2008 y 2012 la importación se realizó mediante Enarsa y hasta diciembre de 2015 se tercerizó el proceso en YPF, que comenzó a realizar la gestión de compra, es decir, a desplegar lo que antes hacía Enarsa, pero esta continuaba adjudicando y pagando.Las compras se hicieron sin licitación, mediante un concurso de precios en el que el valor del fluido ya estaba definido y no había una negociación, sino que había intermediarios. Los precios tenían variaciones injustificadas que incidieron en el precio finalmente abonado, que generó un perjuicio económico a las arcas del Estado por un monto difícil de determinar.En lo que respecta puntualmente a la importación de GNL, los precios de los cargamentos aumentaron progresivamente a pesar de que el precio de referencia Henry Hub (HH) se mantuvo estable e incluso disminuyó en algunos períodos.Amarraron en el Puerto de Bahía Blanca 232 barcos con GNL y en el de Escobar, 265. Los servicios extras facturados por barco llegaban a los 700.000 dólares y ese dinero era repartido entre los funcionarios, dijo el juez. Señaló que Cristina Kirchner no pudo desconocer esta maniobra ideada por De Vido y Baratta.Las pruebas reunidas en la causa permitieron acreditar que lo facturado en importación de GNL durante el período en cuestión asciende a 15.247 millones de dólares, de los cuales...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA