Privacidad en crisis

Autor:Débora R. Hambo
 
EXTRACTO GRATUITO
Hambo, Privacidad en crisis
1
Privacidad en crisis*
Por Débora R. Hambo
1. Preliminares
En los últimos tiempos la idea de la privacidad y el derecho de la prensa a in-
formar se han visto enfrentados en una disputa donde los resultados aún no se han
evidenciado, pero ciertamente llevará a un cambio en los paradigmas existentes a
nivel mundial.
El multimillonario negocio de las noticias ha recibido la primera embestida de
importancia, en más de una centuria de indiscutida hegemonía: “The news of the
world”, y su consecuente cierre.
El caso “Murdock”, en Inglaterra, y la caída estrepitosa de un poderoso, simbo-
liza el cambio que desde hace algunos años venimos bregando acá en Argentina,
desde la defensa de los derechos de aquellos cuya intimidad fue violentada, o de su
derecho a ser “anónimo”.
El gran escándalo de las escuchas ilegales comenzó el 10 de julio de 2011,
aunque en realidad el problema se remonta hacia fines del año 2006, cuando un pe-
riodista encargado de la cobertura de asuntos reales, confesó haber realizado escu-
chas telefónicas a la familia real, y por ello fue condenado a 4 meses de prisión. No
sólo espiaban y escuchaban a personajes públicos y muy famosos, sino también a
las familias víctimas de los atentados del 11 de septiembre y del 7 de julio de 2005
en el metro de Londres, a soldados heridos y a las familias de los caídos en las gue-
rras de Afganistán y de Irak.
Cuando todo salió a la luz, un sentimiento de rechazo masivo por los ingleses
se instaló ya que esa manipulación es fruto de una organización de trabajo muy bien
pensada, a fin de evitar que se escapen detalles y tener acreditado de modo indubi-
table la “fuente” de la información publicada. El multimedio no consideró la magnitud
del daño que causaba, sólo evaluó el lucro que la jugosa y bien documentada infor-
mación representaba.
La prensa, so pretexto de su derecho a informar, manipulea al lector, televiden-
te u oyente, llevando a éstos a tener la opinión de tal o cual situación según los in-
tereses que el multimedio pretenda amparar.
Los datos que se comunican deben ser periodísticamente ciertos o verdaderos,
o sea, comprobables. Pero ahí no acaba el recaudo que debe adoptar el comunica-
dor, ya que para una armónica y feliz convivencia social, se requiere la observación
de un mínimo de normas.
* Bibliografía recomendada.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA