Primeros pasos de empresas que quieren vender tecnología en China

 
EXTRACTO GRATUITO

GUANGZHOU.- Napoleón estaba en lo cierto: China, el tigre dormido, no solo despertó de su sueño de siglos, sino que lo ha hecho a lo grande al consolidarse como la y creado la mayor cantidad de riqueza que registra la historia en un período de tres décadas.

El país más poblado del mundo tiene, sin embargo, como cualquier gigante, su talón de Aquiles. Por ejemplo, produce quinientos millones de toneladas de grano, pero no le alcanza para satisfacer el consumo interno, en particular para alimentar su población de cerdos. Por lo que compra el 60% de todas las del mundo. Logró construir la red de tren bala más extensa y moderna del mundo, pero, al mismo tiempo, tanto en Pekín, la capital, como en las grandes ciudades del interior la es tan grave que sus habitantes, con resignación y una cuota de humor negro, aseguran que en lugar de respirar "mastican el aire".

China anunció que pondrá un hombre en la Luna en 2017, pero continúa quemando carbón como en la era de las máquinas a vapor. No es de extrañar, entonces, que, el gobierno haya tomado una medida tan drástica: limitar el ingreso de vehículos a la capital y suspender la producción de unas 2600 fábricas mientras se desarrolla la cumbre de los países de la APEC (22 naciones de Asia-Pacífico).

El asombro que despierta el potencial de economía china, sin embargo, ejerce una seducción tan profunda que las contradicciones del presente, muchas de ellas herencia del pasado, se viven como la dolorosa hipoteca que acompaña a la mayor transformación social, cultural y política del tercer milenio.

Estigmatizada durante años como una sociedad habituada a copiar o tomar como propias ideas de otros, China, en verdad, posee un récord asombroso de descubrimientos que beneficiaron a la humanidad. Carl May, por citar al hombre del momento, no es un caso aislado en el mundo de los negocios sino un emergente de esa cultura. Capaz de recaudar en cuestión de horas US$ 21.000 millones para lanzar para competir con E-Bay y Amazon, confirma, en todo caso, que el ingenio no tiene geografía ni fecha de vencimiento.

Es en este contexto de cambios de paradigmas, de prueba y de búsqueda, en el que Expoagro, la mayor exposición agrícola ganadera a cielo abierto y el banco ICBC, el más importante de la China, acordaron desarrollar una estrategia de largo plazo que le permita a las empresas agropecuarias comprender las ventajas y obstáculos de futuros intercambios comerciales entre países ubicados en las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA