Se preparan los obispos para un año con más exposición

 
EXTRACTO GRATUITO

Además de reactivar el debate sobre la responsabilidad penal juvenil, la iniciativa de la ministra vuelve a poner sobre el tapete la relación del gobierno de con la . No solo lo hace en el comienzo de un año electoral, sino en un semestre en el que los obispos redoblarán su actividad y protagonismo.Entre abril y mayo, todos los obispos argentinos visitarán al papa Francisco, divididos en tres grupos por regiones pastorales. Le llevarán el diagnóstico y los proyectos pastorales de cada diócesis, lo que incluirá un panorama sobre la realidad social de las provincias.Se trata de la tradicional visita ad limina, que los obispos de cada país realizan en conjunto al Vaticano cada cinco años, pero que en el caso de la Argentina no se hace desde 2009, cuando gobernaba en el país .La última visita de los obispos argentinos a Roma fue encabezada en mayo de hace una década por el cardenal Jorge Bergoglio, cuando le planteó a el escenario de un país dominado por "una profunda crisis de valores de la cultura, en la que toman fuerza otros graves problemas: el escándalo de la pobreza y la exclusión social, la crisis del matrimonio y la familia".Son temas que, en un contexto político diferente, conservan singular actualidad, frente al crecimiento de la pobreza y la posibilidad de que surjan nuevos intentos de sectores políticos y sociales por reactivar proyectos que incomodan a la Iglesia, como el aborto y otras iniciativas emparentadas con la ideología de género.Con el propósito de preparar esa visita, los obispos adelantarán para marzo -entre el lunes 11 y el jueves 14- la asamblea plenaria en la que habitualmente rastrillan el mapa político y social del momento...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA