Las preguntas de Graciela Sacco, en el Hotel de Inmigrantes

 
EXTRACTO GRATUITO

¿Quién fue? se titulaba una de las obras con las que Graciela Sacco participó el año pasado de Bienalsur, en cuatro ciudades de la Argentina, Brasil y Ecuador. Consistía en un dedo que apuntaba a quien lo mirara desde proyecciones lumínicas móviles, cortinas atravesables, backlights publicitarios y miles de calcomanías pegadas en puertas, ventanas y vidrieras.

"Un dedo que nos señala, nos intimida, nos acusa, nos intranquiliza. Culpar, condenar, señalar un acto masivo que atormenta a nuestra sociedad y perturba. ¿Quién puede tirar la primera piedra?", escribía la artista desde Rosario en un mail a LA NACION a fines de junio de 2017.

"Su trabajo se expresa en un presente continuo. No tiene una forma cerrada, no se materializa de una única manera, y siempre se está redefiniendo, reescribiendo, reexponiendo", dice Diana Wechsler al señalar una de las principales características del legado de Sacco, fallecida el 5 de noviembre a los 61 años, víctima del cáncer. "La siento una artista presente, cuestionadora, que siempre reflexionó críticamente sobre todo", coincide Fernando Farina, quien trabajó con ella.

Ambos curadores asumieron el desafío de montar Preguntas, la muestra homenaje a su gran amiga en el Centro de Arte Contemporáneo del Museo de la Universidad Nacional Tres de Febrero (Muntref). Se podrá visitar allí, , alojado en el antiguo Hotel de Inmigrantes, hasta el 3 de junio,

¿Cuáles son esos interrogantes que abre su obra? "Me gusta formular preguntas sobre situaciones conflictivas como son los límites, las fronteras. ¿Cuál es mi lugar? ¿Cuál es el del otro? ¿Dónde me paro?", dijo la artista cuando se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA