Precios no cuidados, cada vez más caros

 
EXTRACTO GRATUITO

La distancia en las cotizaciones del no es la única brecha que debería desvelar al equipo económico. En el último año la diferencia entre los productos que integran la canasta de Precios Cuidados (hoy, 450) y los "no cuidados" que se venden en los supermercados se disparó hasta duplicarse, en muchos casos. Eso explica la mayor demanda de productos del plan oficial de la que se jacta la Presidenta en los discursos, pero también los faltantes.

Según un relevamiento que hizo LA NACION tomando las diferencias entre la y el resto de los productos, en un año la brecha se expandió en forma notable; en algunos rubros sensibles al consumo popular, como la harina, los lácteos y la carne, ya supera el 30%.

Así, gran parte de los artículos que integran el programa del Gobierno hoy son 20 o 30% más baratos que otros similares que no están protegidos, mientras que en enero de 2014, cuando se lanzó el plan, la diferencia no llegaba al 10%.

El rubro en el que más se verifica el aumento de la brecha es el de la carne. Cuando se presentó la canasta oficial, la diferencia entre el precio promedio de los seis cortes que forman parte de Precios Cuidados y el valor promedio de esos mismos productos que releva el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva) era del 8,8%. Hoy supera el 30 por ciento.

El panorama es similar en el caso de las frutas y verduras. Por ejemplo, en enero de 2014 la brecha de precios entre la manzana de Precios Cuidados y la que relevaba la asociación Consumidores Libres no superaba el 6% y hoy llega al 12%, un porcentaje que se repite en el caso de la cebolla (cuando se lanzó Precios Cuidados el valor de venta al público era el mismo).

Para los productos con marca resulta un poco más difícil hacer las comparaciones, pero igual se puede hacer un trabajo tomando artículos similares.

La manteca de 200 gramos que integra la canasta de Precios Cuidados de La Serenísima era en enero de 2014 un 5,3% más barata que un producto similar de marca SanCor, según el relevamiento de precios realizado por Consumidores Libres en los supermercados porteños. Catorce meses después la brecha entre ambos artículos trepó al 25,8%.

Lácteos y yerba

El mismo caso se da con la leche. En enero de 2014 el sachet de leche entera de La Serenísima era un 15,9% más barato en Precios Cuidados que el promedio que pagaban los consumidores en el conurbano porteño por un producto similar de otras marcas en la medición que realizan en forma conjunta la consultora...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA