Como en el súper: el precio dejó de ser el último gran tabú del arte

 
EXTRACTO GRATUITO

El precio dejó de ser un tabú en el arte.http://www.lanacion.com.ar/1617294-eggo-la-feria-de-arte-joven-abre-sus-puertasque ayer convocó a una multitud en el Centro Cultural Recoleta. Según los organizadores, unas 37.000 personas ya fueron parte de esta propuesta, que exhibió la producción de unos 300 artistas de todo el país. La consigna fue determinante: las 60 galerías que participan debieron colocar en un lugar visible para el público el precio de la obra, que debía estar entre 1000 y 25.000 pesos."En ventas, éste fue el mejor de los últimos seis años", dijo Álvaro Castagnino, presidente de la Asociación Argentina de Galerías de Arte.http://www.lanacion.com.ar/1617292-arte-inestable-cambios-en-los-principales-museos-de-la-ciudadpor suerte, está dejando de serlo. El precio ya no es un tabú. Que el público pueda comprar como si fuera un supermercado de arte nos coloca en el mejor de los lugares", dijo Milo Lockett, uno de los artistas presentes.Esta decisión, la de colocar el precio junto a la obra, en vez de incomodarlos, colocó a los artistas en un lugar más cercano a los visitantes y compradores. "Comprobamos que no nos hemos equivocado. Incluir el precio de la obra significó, contra lo que muchos temían, que se vendiera más", agregó Castagnino.El año pasado, la feria -que durante once años se llamó Expotrastienda- pasó a ser EGGO y vendió obras por tres millones de pesos. Según Castagnino, este año la cifra sería aún superior. Todavía no tiene números definitivos, ya que la feria cerrará esta noche y hoy se podrá visitar con entrada gratuita.Llegar a la decisión de colocar los precios en lugares visibles no fue sencilla. Ya el año pasado los organizadores habían impulsado esta iniciativa. Sin embargo, la mayoría de las galerías se había resistido a incluir ese dato en la ficha técnica de cada obra. Este año, sin embargo, la aceptación fue completa.También se establecieron rangos de valores. Se les pidió a los galeristas que el 70 por ciento de lo que exhibieran estuviera entre los 1000 y los 25.000 pesos. Un precio capaz de tentar a quienes no son los tradicionales consumidores de arte."Se ha cumplido. Y la franja que mejor se ha vendido es aquella que está entre los 1000 y los 3000 pesos", contó Castagnino.El fin del tabú del precio en el arte significó un incremento en la cantidad de ventas. Y eso se notó ayer en los pasillos del Centro Cultural Recoleta, donde el desfile de visitantes que se iban con algún cuadro bajo el brazo era constante."Me...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA