Más policías muertos a manos de delincuentes

 
EXTRACTO GRATUITO

Son en todo el país en los primeros dos meses del año, de los cuales ocho perdieron la vida en la Capital y el Gran Buenos Aires.

Una sin freno se ha cobrado esas vidas entregadas en cumplimiento del deber, que incluye la obligación de los policías de identificarse como tales cuando están de civil y son testigos o víctimas de un hecho delictivo. Esta obligación a veces sella su suerte, pues suelen caer abatidos antes de poder extraer su arma reglamentaria.

Se habla mucho de la creciente alianza entre efectivos policiales y el mundo del delito, hecho del que dan cuenta las crónicas y que suele generar la sensación de que existen fuerzas policiales dedicadas a delinquir. Sin embargo, esos agentes y oficiales caídos en acción muestran con toda la contundencia del máximo sacrificio que un ser humano puede hacer por el prójimo, que hay policías honestos y valientes.

En la noche del 25 de febrero, en Valentín Alsina, partido de Lanús, un policía federal fue asesinado de un balazo en la cabeza en presencia de su mujer y su pequeño hijo después de enfrentarse a tiros con delincuentes que intentaban robarle el automóvil. La víctima fue el oficial inspector de la Policía Federal Ezequiel Alifraco, quien revistaba en la División Drogas Peligrosas y fue interceptado cuando se desplazaba en su automóvil, en compañía de su esposa y su hijo.

Alifraco se identificó como integrante de la Policía Federal, pero en vez de huir, los ladrones le dispararon. El oficial cayó gravemente herido por un balazo en la cabeza, ocasión que los delincuentes aprovecharon para huir. Alifraco murió horas después.

Días atrás, un subteniente de la policía bonaerense murió de un balazo en el cuello durante un tiroteo con cuatro delincuentes en Ramos Mejía. La víctima fue el subteniente Gonzalo Carlos Giménez, de 31 años, quien la noche del 23 de febrero patrullaba Villa Luzuriaga, en el partido de La Matanza, a bordo de un patrullero acompañado por otro policía.

Si bien Giménez vestía de civil, tenía puesto un chaleco antibalas. Al observar un automóvil con cuatro ocupantes en actitud sospechosa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA