Podemos irrumpió como tercera fuerza en Andalucía

 
EXTRACTO GRATUITO

BARCELONA.- En su primera real, los indignados de Podemos irrumpieron ayer en las con una cosecha de votos y bancas que les permitió convertirse en la tercera fuerza regional y que cristalizó en las urnas el anunciado languidecer del bipartidismo español.

La candidata de Podemos, Teresa Rodríguez -33 años, maestra de escuela-, obtuvo un 14,84% del total y 15 escaños en el Parlamento de la mayor región del país. Otro partido nuevo y con poca estructura, Ciudadanos, ocupó el cuarto lugar y podría tener la llave para que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) forme gobierno.

La actual presidenta andaluza, la socialista Susana Díaz, triunfó claramente aunque sin mayoría propia. Consiguió así retener el último gran bastión político del PSOE, que manda en Andalucía desde el inicio de la era democrática.

El otro dato revelador de las elecciones de ayer fue el hundimiento del Partido Popular (PP). La insistente presencia en Andalucía durante la campaña del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, no alcanzó a detener la sangría de votos: los 40,7 puntos que los conservadores obtuvieron allí en 2012 menguaron hasta un 26,76%. Pasa de 50 bancas a 33.

El emergente movimiento liberal Ciudadanos, que encabeza a nivel nacional el catalán Albert Rivera, se quedó con un celebrado 9% pese a haber desembarcado en Andalucía hace menos de dos meses. Entrará con nueve diputados al Parlamento regional.

La líder del PSOE andaluz alcanzó el 35,4%. Ella decidió anticipar las elecciones después de que se quebró el pacto de Estado que la unía a Izquierda Unida (IU).

Pese a no lograr la mayoría, salió airosa si se tiene en cuenta que los socialistas enfrentan un gigantesco escándalo de corrupción con fondos para el desempleo que les costó el puesto a los dos antecesores de Díaz, Manuel Chávez y José Antonio Griñán. Perdió votos, pero retuvo todas sus bancas.

Esta carismática sevillana de 40 años quedó fortalecida en su disputa con el secretario general del PSOE a nivel nacional, Pedro Sánchez, y se posiciona como la figura con más poder en el partido.

El festejo socialista -previsible, según todas las encuestas publicadas en las últimas horas- no pudo opacar el exitoso debut de Podemos.

"Aquí empezó el cambio en España. Hoy terminó el bipartidismo", declaró Rodríguez, tras confirmarse que había alcanzado casi 600.000 votos y que incluso ganó en su provincia, Cádiz.

Ese resultado es un buen impulso para el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que va al frente de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA