Piden que vaya a juicio por homicidio doloso el médico que mató a un asaltante

 
EXTRACTO GRATUITO

Un juez de San Martín decidió que el cirujano que en agosto del año pasado mató de cuatro tiros a un ladrón que intentó robarle el auto frente a su casa, en Loma Hermosa, sea enjuiciado por homicidio doloso. Lo hizo al rechazar el pedido de sobreseimiento y de cambio de calificación presentado por la defensa, que considera que el médico Lino Villar Cataldo actuó en legítima defensa.

El juez de garantías Raúl Luchelli Ramos avaló así el requerimiento de elevación a juicio que había presentado la fiscal Diana Mayko, para que el imputado se siente en el banquillo de los acusados por la muerte de Ricardo Alberto "Nunu" Krabler, de 24 años. La pena prevista para el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego es de entre 10 y 25 años de prisión.

En la resolución -citada por la agencia de noticias Télam-, el juez Luchelli Ramos rechazó un pedido de sobreseimiento y el cambio de calificación a "legítima defensa" hecho por el abogado Diego Szpigiel. Además, dispuso que se acepte como particular damnificada a Silvia Krabler, la madre del ladrón muerto en el hecho.

Szpigiel informó a Télam que apeló la decisión ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Martín y adelantó que en caso de que la causa llegue a la instancia de debate pedirá que el médico enfrente un "juicio por jurados".

"El juez lo manda a juicio porque considera que se da un cuadro de duda que debe resolverse en la etapa de juicio. Para la legítima defensa hay algunos puntos esenciales. La agresión ilegítima del ladrón el juez la da por probada; la falta de provocación de Villar Cataldo también la da por probada. Pero en el tema de la inmediatez y la racionalidad del medio empleado, entiende que se da una situación de duda razonable y que el lugar donde se debe dilucidar la cuestión es en un juicio", explicó Szpigiel.

Con respecto al cambio de calificación que había propuesto, el defensor señaló que el juez "lo rechazó porque dice que como no está en juego la libertad, no se tiene que abocar a resolverlo".

Si bien tanto en la causa como públicamente Villar Cataldo siempre declaró que había corrido riesgo su vida y por eso había tenido que matar al ladrón, la fiscal Mayko nunca le creyó y así lo dejó plasmado en su dictamen: "Cuando el encartado decidió disparar contra Krabler ya no estaba en riesgo su vida, sino sólo el derecho de propiedad que tenía respecto de un automóvil asegurado. Su conducta entonces devino desmedida, puesto que en su afán de retener su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA