Las PASO porteñas, un avance para la democracia

 
EXTRACTO GRATUITO

Las primeras elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) desarrolladas en la ciudad autónoma de Buenos Aires para seleccionar a los candidatos a jefe de gobierno porteño, que competirán en los comicios generales del 5 de julio próximo, han constituido un trascendente avance para la democracia interna de los partidos políticos. De manera especial, para la fuerza que gobierna la ciudad desde 2007, con Mauricio Macri a la cabeza.

Debe destacarse el fervor cívico de los ciudadanos porteños y la normalidad en que se llevaron a cabo los comicios, más allá de las desprolijidades derivadas de la apertura tardía de algunas mesas de votación, una circunstancia a la cual, lamentablemente, los votantes ya están acostumbrados.

Decepcionó mucho más, en cambio, que el electorado no pudiera seguir el escrutinio provisional a través de la página web oficial que el gobierno de la ciudad había preparado, pues ésta nunca funcionó. Sorprendió que hasta casi las 22 de anteanoche aún no hubiera resultados oficiales, situación que sólo fue paliada después de esa hora, cuando se terminó concentrando toda la información en un nuevo sitio web (www.datosoficiales.com), creado a tal efecto.

Es de esperar que estos errores sean resueltos para las sucesivas elecciones que tendrán lugar en la ciudad de Buenos Aires, en pos del acceso a la información y de garantizar la mayor transparencia posible.

Respecto del resultado de las PASO locales, puede interpretarse que casi la mitad de los votantes respaldó con su voto la gestión de Macri al frente del gobierno de la ciudad y que el porcentaje mayoritario de ese segmento de ciudadanos vio en Horacio Rodríguez Larreta, actual jefe de gabinete porteño, una garantía de ejecutividad.

El apoyo al flamante candidato de Pro puede entenderse también como el respaldo al trabajo de un equipo, que antepuso la capacidad de gestión y la búsqueda de soluciones a problemas concretos a los liderazgos tradicionales, asociados habitualmente en la Argentina a modelos populistas y demagógicos. Debe destacarse que para Pro, un partido joven que nació en la Capital Federal y que sólo en los últimos años comenzó a extenderse hacia el resto del país, ha sido de vital importancia dirimir por primera vez una candidatura a un cargo ejecutivo en una competencia interna abierta. Se trata, sin dudas, de un salto cualitativo que lo apuntala para el futuro.

La buena elección que realizó el postulante de la fuerza política ECO, Martín...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA