Papelón histórico

Son infinitas las valoraciones que se hacen después de semejante catástrofe deportiva. Que el 6-1 ante San Martín, en San Juan, es un resultado saca técnicos , que hay jugadores que no están a la altura de Boca, que hay algunos futbolistas que no quieren estar en partidos en los que no se juega nada, que tiene que haber una limpieza profunda a partir de junio? Lo único concreto es que la goleada sufrida es un papelón histórico. Y no sólo por el resultado que dispara una batería interminable de estadísticas que marcan un capítulo triste en la historia del club, sino porque el presente de Boca indica que está 17° en el torneo Final, que ganó sólo un partido de nueve y es el conjunto con más goles en contra (16).Es contundente lo que sucedió en San Juan, no resiste ningún tipo de análisis y se multiplica la incertidumbre en el universo xeneize. Es que Boca fue goleado ayer por San Martín, que está al borde de perder la categoría, que no había ganado en el campeonato, al que le habían marcado 14 goles y que por última vez había festejado una victoria el 20 de octubre de 2012, cuando venció por 2-1 a Unión. Ah, y estaba en el penúltimo escalón del torneo Final...Y justamente el conjunto santafecino, que también está luchando por no retornar a la B Nacional, fue otro de los equipos que le dio un cachetazo importante al equipo de Carlos Bianchi. Y no hace mucho, en la 4» fecha, en la Bombonera, lo venció por 3-1 y cortó una racha de 26 partidos sin ganar. Sin palabras.Las imágenes de los jugadores [Sanchez Miño y Caruzzo] discutiendo antes de que Silva cambie por gol el penal que le cometieron a Lautaro Acosta, pueden resultar como la evidencia más clara de lo que es este equipo. Sin carácter, con falta de categoría y sin la más mínima reacción, Boca, con esta vergonzante goleada en contra, iguala el peor arranque de la era profesional, ya que en el Clausura 2010 había cosechado un éxito, cinco empates y tres derrotas, en nueve partidos disputados.Lejos de aparecer soluciones, se profundizan las dificultades. Los desacoples defensivos resultan cada días más alarmantes y terminan por desarmar cualquier estrategia. Aunque claro, es evidente que en la cadena de errores el entrenador, Carlos Bianchi, también tiene su responsabilidad. Es que sólo por su historia puede resistir una caída de esta magnitud. Porque es él quien diseña el plan de juego, selecciona los jugadores que deben ingresar en el campo y a partir de sus determinaciones accionan los futbolistas.Es...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba