Papeles personales: archivos que reconstruyen una vida

 
EXTRACTO GRATUITO

Entre los servicios que ofrece la Biblioteca Nacional a los usuarios e investigadores, como la sala del Tesoro, la hemeroteca, la consulta de fotos, audios y mapas, la sección para no videntes y los centros de documentación, además de miles de libros, está el Departamento de Archivos.

Creado hace once años, concentra materiales de origen privado que llegan por donaciones. Papeles personales, libretas de trabajo, documentos, cartas, fotografías, recortes periodísticos, ediciones especiales, manuscritos: todo esto y más, ordenado en innumerables cajas y carpetas que respetan la clasificación del archivo original. Los cerca de 80 fondos del acervo pertenecieron a figuras ligadas a la política, la economía, la cultura y el arte, en su mayor parte, del siglo XX.

En lo que va de 2017, el Archivo recibió varios lotes que están por estos días en distintas etapas de catalogación: la colección más reciente, que llegó a la Biblioteca el viernes 8 de este mes, permite reconstruir la historia y el catálogo de la Editorial Claridad, que tuvo como director de su revista Claridad, de arte, crítica y letras, a Antonio Zamora y como secretarios a Leónidas Barletta y César Tiempo.

El archivo personal de Pepe Eliaschev también es una adquisición reciente. Lo donó la viuda del periodista, Victoria Verlichak. La particularidad del caso es que el material (guardado ahora en 91 cajas) da cuenta, además del valioso trabajo de cuatro décadas en los principales medios del país, del carácter minucioso y obsesivo de Pepe. A diferencia de otros legados, que llegan en estado delicado por malas condiciones de conservación y completamente desordenados, la colección Eliaschev está impecable. Por ahora en proceso de inventario, su prolijidad y organización facilitan la tarea del equipo encargado de la catalogación.

Dirigido por Ana Guerra, responsable del departamento, el Archivo de la BN recibe materiales como los ya mencionados, pero también rastrea siguiendo las huellas de colecciones valiosas. Uno de los encargados de las pesquisas es el escritor Leopoldo Brizuela, que se sumó al equipo hace un año y medio aproximadamente. Por él llegaron, por ejemplo, un conjunto de cartas de María Elena Walsh y entrevistas inéditas a colaboradores y amigos de la autora. "Estamos en pleno rastreo de otros materiales para enriquecer la colección", contó Brizuela a LA NACION. Por el momento, la carpeta de María Elena también incluye el libreto de Doña Disparate y Bambuco (de 1963), con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA