Un paliativo del USDA les posibilitó un cierre alcista a los granos en Chicago

RESUMEN

El organismo relevó existencias de maíz y de soja menores que las previstas por los operadores; estabilidad local

 
EXTRACTO GRATUITO

En medio del avance de las cosechadoras, que levantan la producción récord estadounidense de maíz y de soja, los operadores tuvieron un mínimo remanso ayer en el informe trimestral de existencias al 1º de septiembre, en el que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) relevó volúmenes levemente inferiores a los previstos por el mercado, con el consecuente efecto alcista para las cotizaciones.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer subas de US$ 2,95 para los contratos diciembre y marzo del maíz, cuyos ajustes resultaron de 132,57 y de 136,41 dólares por tonelada. Estas posiciones casi no registran movimientos en el balance semanal, desde los 132,47 y los 136,31 dólares vigentes el viernes anterior.

En su trabajo trimestral, el USDA relevó ayer existencias de maíz al 1º de septiembre por 44,10 millones de toneladas, por debajo de los 44,55 millones previstos por el mercado y muy levemente por encima de los 43,97 millones vigentes un año atrás.

Además, el USDA estimó en 62,86 millones de toneladas el volumen de la cosecha total de trigo en los Estados Unidos, un volumen que resultó inferior a los 63,16 millones proyectados por el organismo en su reporte del mes pasado y a los 63,22 millones calculados por los operadores. Este dato, que parece insignificante, fue interpretado por el mercado como una menor competencia en el mercado forrajero, que está sobreofertado.

En la apertura del lunes tendrán influencia sobre el rumbo de los precios el clima, que marcará el ritmo del avance de las cosechadoras en el Medio Oeste, y las mayores precisiones que se puedan conocer sobre la posible apertura exportadora de China, que liberaría hasta 2 millones de toneladas de maíz en el mercado global (como se amplía por separado).

Con pocos cambios se negoció ayer el maíz argentino disponible. En efecto, los exportadores pagaron entre 2350 y 2400 por tonelada para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, sin cambios, y $ 2400 para Necochea, $ 20 más que anteayer. Todos estos valores quedaron por encima del FAS teórico fijado por el Ministerio de Agricultura de la Nación, de 2304 pesos.

El maíz nuevo se negoció a US$ 143 por tonelada para Rosario y a US$ 138 para Necochea, con mejoras de 3 y de 5 dólares, y a US$ 140 para Bahía Blanca, sin cambios. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones diciembre y abril sumaron US$ 2 y 1,50, mientras que sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA