Palermo: impiden asfaltar el empedrado

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1590222-vecinos-y-comerciantes-a-favor-de-la-peatonalizacion-de-la-calle-bolivarla Justicia ordenó al gobierno porteño http://www.lanacion.com.ar/1585285-recurso-de-amparo-contra-las-obras-en-la-calle-bolivarLa disposición prohíbe colocar una capa asfáltica por encima del adoquinado y obliga al gobierno de la ciudad a informar, en cinco días, sobre las medidas para conservar los adoquines ya extraídos en la calle Nicaragua entre Aráoz y Armenia, así como el lugar en el que serán depositados.La Justicia resolvió también que, en obras futuras, el gobierno de la ciudad deberá presentar informes sobre la conservación del empedrado en un plazo de tres días a partir de la ejecución de cualquier obra.La jueza Cecilia Mónica Lourido hizo así lugar, el 31 de mayo, y de manera parcial, al pedido de una medida cautelar interpuesta por vecinos del barrio de Palermo y la Comuna 14, con el acompañamiento de la Unidad Especial de Patrimonio Histórico Urbano de la Defensoría General de la Ciudad.Entre los argumentos del pedido, los vecinos y la Defensoría General sostienen que las obras violan lo dispuesto en la ley 65, que obliga al gobierno de la ciudad a mantener y reparar las calles con empedrado o adoquinado con materiales originales. Además de razones históricas, aducen intereses ambientales: el adoquinado permitiría, según ellos, una mejor absorción del agua de lluvia.Para Karina Beorlegui, una de las vecinas que iniciaron la acción judicial, las obras sobre Nicaragua representan "un asfaltado indiscriminado de cuadras que son patrimonio del barrio y de la ciudad". Estima que en las tres cuadras entre Armenia y Aráoz "no había ningún bache irregular ni pozos, sino que la calle estaba en perfectas condiciones, con las vías del antiguo tranvía", y que "es un tramo muy lindo para pasear los fines de semana".Daniela Proietti, directora de la Unidad Especial de Patrimonio Histórico Urbano de la Defensoría General de la Ciudad, remarca la importancia de la orden judicial. "El ritmo de las obras se maneja con una rapidez bastante importante: en una noche sacan los adoquines y al día siguiente ya se pavimenta la calle. Por eso se pidió una cautelar, para que se paralicen de inmediato las obras y se informe el motivo y se repongan las piezas", explicó a LA NACION.Además de tomar el reclamo de los vecinos, Proietti realizó un relevamiento fotográfico de las calles adoquinadas en Palermo. Sin dar una cifra...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA