Con una oposición que alerta sobre fraude, Evo busca su reelección más complicada

LA PAZ.- En toda Bolivia no hay dudas de que después de 14 años en el poder Evo Morales sigue siendo el líder más popular del país; sin embargo, si no logra hoy el 40% de los votos y una diferencia de más de diez puntos con el candidato de centroizquierda Carlos Mesa, habrá una segunda vuelta el 15 de diciembre, en la que la oposición podría reunirse para derrotarlo.En las calles de La Paz, repletas de pequeños negocios y empresas medianas, se perciben las señales de una economía que sigue creciendo a un ritmo del 4% anual y una pobreza que se redujo enormemente a prácticamente un tercio de la población."Cuando yo era chico mi mamá tenía un puesto en la calle en el que vendía repuestos de autos y mi papá la ayudaba con eso. Ahora ellos tienen tres locales y yo comencé hace un año a ofrecer cursos de lengua aymara en el centro de La Paz. Hoy ya tengo 3 sucursales de la academia y 500 alumnos", dijo a LA NACION Marvin Coa Choque, de apenas 27 años, dueño de las academias Surpass. Su éxito como emprendedor se emparenta con otro logro del gobierno de Evo. La revalorización de la cultura local. Por una ley del año 2012 es obligatorio el conocimiento de la cultura y la lengua indígenas -en La Paz, el aymara- para obtener empleo en la administración pública. Por eso, los paceños buscan con desesperación clases de aymara. "Yo voto a Evo por todo lo que hizo y porque coincido con los objetivos de su agenda 2025, para terminar de poner de pie al país para nuestro bicentenario", concluyó Coa Choque.Otro joven de 27 años, que también pasó la mayor parte de su vida bajo la gestión de Evo, tiene una visión totalmente diferente de este gobierno. Alfonso Torrico Baldivia, licenciado en Administración de Empresas y jefe de local de una empresa de microcréditos en Santa Cruz de la Sierra, no discute los logros económicos. Pero, al igual que millones de bolivianos y la mayoría de los que votan en contra del oficialismo, tiene un rechazo visceral por el desconocimiento que hizo Evo de la voluntad popular expresada en el referéndum de 2016, en el que triunfó el no a la reelección. Un video viral de Torrico Baldivia de 2017 en el que repudió la legalización de la candidatura de Evo por parte del Tribunal Constitucional le costó tres días de cárcel."Nunca imaginé que mi video subido a Facebook iba a tener tal repercusión. Inmediatamente vino la policía a mi casa y me acusaron de cosas increíbles para una persona común: ?sedición' e ?intento de magnicidio'. Y esto...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba