Odebrecht pasó de 10.000 a 100 empleados en la Argentina: su odisea para volver a operar

 
EXTRACTO GRATUITO

Por múltiples sobornos en doce países, Odebrecht fue condenada a pagar una multa de 2800 millones de dólares, mayormente a Brasil, pero también a los Estados Unidos y a Suiza, por donde circuló dinero "negro" a través de su non sancta "División de Operaciones Estructuradas".Tras confesar en 2016 frente al Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ), cerró acuerdos económicos con la mayoría de los países en los que pagó sobornos (con diez) a modo de resarcimiento, con la idea de seguir operando.Todavía le falta transitar ese camino en nuestro país (y en Venezuela), ya que aunque la justicia de Brasil tiene a disposición de la Argentina los testimonios, las pruebas, la trazabilidad del dinero de las coimas y el dato de a quiénes se pagaron las prebendas, aquí no se acepta, por ahora, el acuerdo que pide Brasil y que incluye una promesa a los 77 excolaboradores de Odebrecht: que no serán juzgados dos veces por el mismo delito.La Justicia de la Argentina no ha escuchado hasta ahora (desde hace más de dos años) a ninguno de los colaboradores de Odebrecht en Brasil, de los que cometieron los ilícitos en nuestro país. "La empresa mantiene y ratifica su compromiso de colaboración con la autoridades argentina. Entiendo que hay una negociación entre las fiscalías de los países", dice Félix Martins, el nuevo director regional de la firma, quien estuvo en la Argentina por unos días, antes de volver a su base operativa en San Pablo. "En la Argentina estamos en un año especial, en un contexto político complejo. Creemos que la cosa se va a acomodar en 2020. Veo que la Argentina es un mercado muy importante en la región y que va a retomar el crecimiento", augura. Quizás sea por esta perspectiva que la empresa no quiere cerrar las puertas aquí.La situación de Odebrecht en el país es compleja. Fue suspendida por el Gobierno del Registro Nacional de Constructores (RNC) y no puede participar de licitaciones a nivel nacional. En este momento solo está finalizando una obra y está ejecutando los estudios de ingeniería de dos plantas térmicas para clientes privados. "Contamos con 100 empleados, lejos de los 10.000 que teníamos en el país en 2012. El año que viene, si esto sigue así, nos quedarán solo 20", dice el director regional desde sus oficinas, en la zona de Plaza Italia.Es la única constructora que quedó afuera de las licitaciones para realizar corredores viales a partir del sistema de participación pública-privada (PPP), hoy mayormente demoradas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA