Las notas correctas de Charles Ives

 
EXTRACTO GRATUITO

Adelantado. En sí mismo y a su originalísima manera, Charles Ives puede oficiar de caso testigo de lo que fue el desmembramiento de la tonalidad como sistema rector de la composición musical y su reemplazo por otros modos (atonales) de organizar los sonidos. Tradicional, romántico, profundamente estadounidense y hasta convencional, sus dos primeras sinfonías, escritas en los últimos años del siglo XIX, lo muestran muy cercano a los románticos alemanes. Algunas progresiones armónicas extrañas y hasta finales poco usuales no hacían intuir los increíbles derroteros que emprendería apenas unos años después. Sin lugar a dudas, el abandono de la tonalidad fue una herramienta esencial para poder dar forma a pensamientos musicales sorprendentes y largamente disruptivos. Si bien en su lenguaje se pueden encontrar armonías propias de ciertos cantos y melodías populares estadounidenses, la base de su discurso es atonal. Más aún, Ives alcanzó realizaciones atonales sorprendentes cuando ni siquiera en Europa se aventuraban a tantas osadías. Como estaba por fuera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA