El chamamé: un género que despierta pasiones

 
EXTRACTO GRATUITO

E l locutor arenga a la multitud con un grito: "Corrientes, capital mundial del chamamé". El Anfiteatro Tránsito Cocomarola ruge. Una multitud llega para cumplir con el ritual del encuentro chamamecero cada enero. Así como marchan hacia la Virgen de Itatí o al Gauchito Gil, en esta época del año los correntinos peregrinan hacia el Cocomarola para celebrar su propia misa chamamecera. No importan las clases sociales, la edad, los gustos musicales. Todos marchan hacia la meca del chamamé para manifestar una devoción popular y casi religiosa en este festival, que terminará mañana. Puertas adentro, el chamamé despierta pasiones, como sucedió mucho tiempo con el tango. El Anfiteatro se transforma en el centro de todas esas discusiones y emociones encontradas: "Lo que es el chamamé o lo que no es el chamamé". Los músicos regionales, sienten el peso y el nerviosismo de pisar el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA