Narcos amenazaron a un periodista de LA NACION en Rosario por sus notas

La se hizo sentir otra vez en Rosario. Esta vez en forma de al periodista de LA NACION Germán de los Santos, que informa cotidianamente sobre los enfrentamientos entre los clanes que dominan el narcotráfico en esa ciudad.

A las 4.30 de ayer sonó el teléfono en la casa de De los Santos. Del otro lado de la línea, una voz advirtió al periodista por sus investigaciones sobre bandas criminales. La amenaza fue concreta, detallada al describir sus movimientos habituales, convincente sobre el seguimiento previo. Otras dos llamadas repitieron el mensaje.

De los Santos presentó la denuncia judicial y el gobierno de Santa Fe decidió otorgar una custodia policial al periodista. Las repetidas muertes en Rosario a cargo de sicarios obligan a no dejar de lado las amenazas. Tras declarar a la tarde en la justicia federal, De los Santos empezó a ser custodiado por la Gendarmería.

El propio gobernador santafecino, Antonio Bonfatti, sufrió un ataque de 14 balazos a su hogar en octubre de 2013. El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, también fue amenazado, y el ex secretario de Seguridad Matías Drivet fue perseguido por un vehículo en la autopista Rosario-Santa Fe un mes antes de que fuese baleada la casa del mandatario provincial. Y los crímenes con sello de guerra narco no se detuvieron desde el asesinato del jefe narco Martín "El Fantasma" Paz, en 2012.

Bonfatti repudió ayer las amenazas de muerte que sufrió el corresponsal. "Expreso mi total solidaridad con Germán de los Santos", dijo en una comunicación con LA NACION desde Rosario, y agregó: "Este hecho merece esclarecerse y debe actuar la Justicia para llegar al fondo de la cuestión". El mandatario y sus hombres del área de Seguridad conversaron con De los Santos.

Funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación también se comunicaron con De los Santos, tras conocerse públicamente la amenaza, y se pusieron a disposición del periodista.

Es la segunda amenaza contra cronistas de este diario en poco tiempo. La semana pasada, Leonel Rodríguez, periodista de LA NACION en Santiago del Estero, recibió un mensaje mafioso en la ciudad de La Banda. Frente a la casa de su padres se colocó un ataúd rojo con alfileres y velas. Ese hecho ocurrió después de que Rodríguez fuese amenazado por una investigación sobre la denuncia de acoso sexual que afronta el intendente de esa ciudad, Héctor Eduardo "Chabay" Ruiz.

En el caso de De los Santos la amenaza llegó en medio del recrudecimiento de la guerra entre...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba