Nace una nueva estrella

 
EXTRACTO GRATUITO

Como tantas otras veces, esperaba una respuesta. Positiva o negativa, nada de grises. Había audicionado para un papel secundario de la versión argentina del musical La novicia rebelde y, cuando atendió el dichoso llamado que la confirmaba o la dejaba afuera de la obra, con el corazón galopando de ansiedad, surgió el imprevisto: "Tengo una buena y una mala noticia", le dicen en tono inquietante. "No quedaste", la mala. "Queremos que audiciones para María (la protagonista)", la buena.Laura Conforte, bailarina, actriz y cantante de experiencia en la escena local e internacional, enfrentó entonces unas nuevas y poco convencionales audiciones: el director, el inglés Jonathan Butterell, había vuelto a Londres sin hallar una "novicia" de su agrado, así que a Laura le tocó lidiar con la tecnología, y su audición consagratoria se hizo vía Skype. "Tenía tanto miedo de arruinarlo todo mostrándome a través de una cámara web que me puse muy nerviosa", recuerda. Otra llamada: "¿Te acordás cuando te dije que tenía una buena y una mala? Ahora es sólo buena". Gritos, euforia y unas lágrimas coronaron la etapa de audiciones. Después, a trabajar."Empezamos a ensayar el 4 de enero. Yo estaba súper ansiosa. Quería tener mucho antes las letras para aprenderlas, pero no habían terminado de traducirlas aún. Sentía una responsabilidad enorme", relata a la vez que mueve las manos y los ojos recreando imágenes. Hace una pausa y con los ojos brillantes confiesa: "Viví las primeras semanas con mucha angustia. La obra es un clásico, son dos autores magistrales, de los mejores de comedia musical que existieron. Además está el tema de Julie Andrews en el imaginario colectivo?" Otra pausa. Frunce el ceño. Siente que la van a comparar con la actriz que interpretó a María en la popularísima versión cinematográfica, pero sabe que no debe perder la confianza. Retoma: "Sentía una presión enorme. Siempre hicieron este papel grandes figuras. Volvía a mi casa llorando todos los días, hasta que una amiga me ayudó a entender que no tienen que importarme las comparaciones".A pesar de la larga lista de musicales que carga en sus espaldas ( Los Miserables, Sweet Charity, Rent, Amantes odiosas, Lo productores , por citar algunos), esta actriz de 34 años se sentía intimidada por el proyecto que le tocaba protagonizar. La novicia rebelde ( The Sound of Music ) es uno de los musicales más exitosos que dio Broadway de la mano de dos popes del género como lo fueron Richard Rodgers y Oscar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA