Rubén Peucelle: 'El Ancho', uno de los íconos del catch de Titanes en el ring

 
EXTRACTO GRATUITO

"Es el Hércules argentino, también lo llaman «el Ancho»; el varón muy noble y sencillo, que a nadie le cede un tranco." Así definía a Rubén Peucelle, el malambo que anunciaba su entrada al estudio o al estadio. Sin dudas, un ícono de los años 60, 70 y 80, a través de su participación en el programa Titanes en el ring. El querido titán (adorado especialmente en su barrio de Olivos, donde vivió toda su vida) anteayer de un paro cardiorrespiratorio a pocos días de haber cumplido sus 82 años.Decir Titanes en el ring es activar un disparador de recuerdos para varias generaciones. Aquellos personajes que pasaban por ese programa de cachascán creaban imitadores y todos los chicos que seguían con las transmisiones soñaron o jugaron ser alguno de aquellos superhéroes de la troupe de Martín Karadagián.Uno de los favoritos y, tal vez, uno de los más perdurables, fue el campeón argentino, "el Ancho" Rubén Peucelle. De físico privilegiado y adorado por los chicos, ingresó en esa troupe en 1963 y participó en ella en prácticamente todas sus temporadas.Ejerció varios oficios: fue guardavidas, modelo publicitario, fisicoculturista, doble de riesgo y luchador profesional. Su obsesivo trabajo en el gimnasio lo acercó al mundo de la lucha libre y grecorromana en River Plate, pero se aburrió y se dedicó exclusivamente a las pesas, en un gimnasio improvisado por él y sus amigos en la playa de Olivos.Aficionado al catch que, por aquel entonces sólo se podía ver en el Luna Park o en el parque Romano, no dudó en presentarse a unas pruebas cuando se enteró de que unos empresarios mexicanos estaban tomando nuevos talentos para un programa de televisión.Ingresó en ese mundo siendo muy joven, en 1962, como Hércules Peucelle (apodado "el Ancho" del 13), en el programa Lucha libre profesional (Canal 13), liderado por un grupo de atletas mexicanos que pretendía competir con el recientemente estrenado Titanes en el ring. Al año siguiente, Martín Karadagián lo contrató para que se integre a su elenco de Canal 9. Allí se quedó durante muchos años y no sólo se convirtió en uno de los favoritos del público con su título de "campeón argentino", sino que, además, fue amigo y mano derecha de Karadagián.Con sus clásicos "molino" o "volantín" finalizaba las luchas casi siempre victorioso y, sin...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA