Museo del cine: el arca de los tesoros fílmicos argentinos

 
EXTRACTO GRATUITO

Si un museo es importante para la cultura de una población, su depósito es aún más trascendental. Son muy pocos los museos que pueden exhibir todo su acervo de manera simultánea y hay muchos que, por sus dimensiones, tienen más obras guardadas que en exposición.Sin ninguna señal externa que lo identifique, al menos por estos días, en Ministro Brin 617, de La Boca, se atesora buena parte de la historia filmográfica argentina. Después de varias mudanzas y muchas dificultades de infraestructura que pusieron en riesgo su patrimonio, el depósito del Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken tiene sede definitiva."Aquí se trabajó hace más de un año para instalar las condiciones de depósito, porque lo peor que le puede pasar a una película es el cambio de temperatura y de humedad", explicó el director general de Museos de la Ciudad, Pedro Aparicio, durante una visita de LA NACION al nuevo depósito.En salas acondicionadas a las necesidades del material fílmico (temperaturas constantes de 17°-18°5 y 40% de humedad), se disponen las casi 65.000 latas de películas de todos los tiempos y temáticas producidas en la Argentina."Se respetaron las normas internacionales para el depósito de las películas", afirmó María Victoria Alcaraz, subsecretaria de Patrimonio Cultural de la ciudad, al destacar que "en diversidad de objetos el del Cine es uno de los museos más grandes del país".También los empleados trabajan con los elementos de protección personal que corresponden a las tareas que desarrollan. Quienes están dedicados a ubicar las películas en los anaqueles y catalogarlas usan guantes, delantales y máscaras para respirar sin complicaciones. Es que, según el tipo de película (hay de 35 mm, 16 mm, súper 8, 9 1/2 y 8 mm) el olor que despide puede ser muy desagradable y pasar de sentir ácido en el aire a un fuerte hedor a vinagre.Para tener una idea de la magnitud del tesoro que protege el depósito, vale indicar que una sala está dedicada a toda la producción de Sucesos Argentinos, que se editó y difundió entre 1937 y 1979.El depósito alberga mucho más que películas. María del Carmen Vieites, del Departamento de Museología de la ciudad, enumeró: 1365 guiones de cine, centenares de afiches promocionales de las películas argentinas, colecciones de fotografías de retratistas destacados como Annemarie Heinrich y Sivul Wilenski, partes de escenografías, vestuario (como los vestidos manchados de sangre de Camila O'Gorman, en la escena de su fusilamiento), proyectores y cámaras...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA