Miguel Galuccio: 'Si YPF me necesita, yo voy a estar acá'

 
EXTRACTO GRATUITO

Macacha Güemes 515, Puerto Madero. Desde el piso 32 de la torre YPF tras algunas nubes se distingue la imponente vista de la ciudad. A media tarde de un viernes lluvioso Miguel Galuccio, presidente de la compañía más grande de la Argentina, recibe a LA NACION en su primera entrevista. Pragmático como la mayoría de los ingenieros prefiere los datos a las palabras y evita las adjetivaciones al momento de responder. La agenda está abierta: el futuro de YPF, su relación con el ministro de Energía, las versiones de cambios, el endeudamiento de la empresa y el acuerdo con Chevron. El encuentro de 57 minutos se produce momentos después de su charla con inversores y tras una semana en la que la compañía fue una usina de rumores. Sin embargo, se lo ve tranquilo y con respuestas simples a los temas más complejos.

- El 30 de abril habrá una asamblea de accionistas de YPF y en los últimos días surgieron rumores sobre posibles cambios. ¿Cuál es su expectativa?

- Las decisiones de YPF pasan por la asamblea. Yo nací en YPF, soy profesional de YPF, me fui a trabajar al exterior y volví. Parte de mi tarea hoy es preparar a la gente que me reemplazará. YPF no es Miguel Galuccio.

YPF es un montón de profesionales que trabajan día y noche y que tiene un compromiso impresionante con la empresa, con una gran motivación. Si YPF me necesita, yo voy a estar acá, y si YPF tiene alguien mejor para que corra su negocio, me voy a poner contento de ver a la empresa en una nueva etapa.

-Es decir que le gustaría continuar al frente?

-Tengo un compromiso con la compañía, con la gente que lidero y con los inversores que se jugaron por Vaca Muerta y por YPF. La empresa estuvo asociada en el pasado al desarrollo del país, y seguirá asociada al desarrollo del país en el futuro.

-Una de las opciones que circulan es que su actual cargo en YPF se desdoble en un presidente más político, por un lado, y un CEO a cargo de la gestión, por el otro. ¿Usted aceptaría esta decisión?

-En las compañías petroleras hay de los dos sabores. El gobierno corporativo tiende a dividir esas funciones. Si lo aceptaría o no, creo que no es la pregunta. Hay otras más importantes, como hacia dónde va YPF. En el gobierno corporativo no sólo hay dependencia de los casilleros sino también de la combinación de las personas.

-¿Cree que la tensión política de los últimos años afectó su gestión?

-Yo soy ingeniero y todas las mañanas cuento los porotos. Entonces, la percepción es importante, pero al final del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA