En poco más de un mes pasó de todo

 
EXTRACTO GRATUITO

Tan agitado estuvo el fin de año de Independiente con el caso Montenegro que mucho quedó detrás del sol y la luna. Pero el mundo igual giró a espalda de la decisión del DT Jorge Almirón -amparada por los dirigentes- de marginar al futbolista y del empacamiento por quedarse de Rolfi. Fueron situaciones, noticias y cambios que, en otro contexto, hubieran ocupado un buen espacio por la repercusión presente y la proyección en el futuro. Se tomaron decisiones deportivas e institucionales que con el transcurrir de los días irán desenvolviéndose poco a poco.

Desde el último partido del campeonato, la derrota por 4-0 con Belgrano, en Córdoba, se sabía que la relación entre Almirón y Montenegro no daba para más. Ese 6 de diciembre de 2014 se instaló el tema. Pero también había que buscarle reemplazante a Gabriel Milito, que a fines de noviembre había renunciado al cargo de coordinador de los juveniles y DT de la reserva; se debía aprobar un balance con un pasivo récord, y había que depurar y reforzar un plantel que había dado algunas muestras de rebeldía. Y casi todo eso sucedió en un puñado de días.

La llegada de Jorge Griffa a los juveniles se dilató más de la cuenta. A los dirigentes no les convencía demasiado el mando a la distancia, pero pesó más la jerarquía del santafecino en el cargo. Griffa no estará diariamente en el predio de Villa Dominico, pero supervisará todo. Sus hombres de confianza sí estarán en el día a día: Abel Alves quedó como el coordinador general, Fernando Berón asumió la conducción de la reserva y Santiago Rodríguez se hizo cargo de los infantiles.

La parte institucional también quedó en foco con la aprobación del balance, cuyo resultado dio un pasivo de 575.342.731,10 pesos (180.000.000 más que el 2012/13). Desde el oficialismo le apuntaron a la comisión directiva anterior. Y los hombres cercanos al ex presidente Javier Cantero explicaron que, en parte, la deuda creció por los compromisos asumidos en dólares, por la inflación, y porque se incluyeron documentos que aún no se sabía si eran exigibles. Eso sí: el ejercicio 2013/14 se aprobó sin sillazos ni escándalos.

El plantel sufrió algunos movimientos bruscos que tensaron las caras del cuerpo técnico y de los jugadores. Al plantel no le gustó nada el trato hacia Montenegro, pero tampoco hacia otros integrantes, como Marcelo Vidal, Rodrigo Gómez Fabián Monserrat y Juan Manuel Trejo, que se enteraron en la vuelta a los entrenamientos que no serían tenidos en cuenta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA