'Mercedes Sosa me salvó la vida'

 
EXTRACTO GRATUITO

Joan Baez no tiene buenos recuerdos de Buenos Aires. "¿Qué recuerdo? Que Mercedes Sosa me salvó la vida la primera vez que estuve allí", dice. "Y que en la última, Adolfo Pérez Esquivel me aconsejó irme de inmediato de tu país, luego de que nos detuviera en la calle un hombre con un abrigo largo y un revólver en su cintura." Fue en 1974 cuando Mercedes Sosa se subió al escenario del Luna Park a defenderla de los abucheos de un sector del público que presenciaba el debut de Baez en la Argentina. Y en 1981, ya con la dictadura en el poder, cuando el premio Nobel argentino le sugirió que se fuera luego de la sucesión de amenazas que había sufrido desde su llegada."Tuve que ser muy cuidadosa con la situación y algunos amigos me hicieron comprender que otras personas podían sufrir por lo que dijera e hiciera", asegura Baez hoy desde su hogar en San Francisco, a días de su regreso al país, cuarenta años después de aquellas primeras malas impresiones."Seiscientos años de violencia organizada no han modificado más que los nombres de las víctimas y asesinos. La no violencia en sí puede no producir los cambios necesarios, pero por lo menos produce menos cadáveres", había dicho Baez, entre otras muchas cosas, en la conferencia de prensa que ofreció en septiembre de 1974.Pero su militancia por la no violencia chocó de frente con una Argentina dispuesta a matar o morir. "En el show había estudiantes del ala radicalizada de un grupo de izquierda a los que no les gustó que yo hablara de no violencia y detuvieron el concierto con sus gritos. Mercedes se subió al escenario y los encaró y les dijo que se callaran. Les habló sobre mí y luego cantamos juntas y nadie más se movió", cuenta de la noche en que conoció a la cantante tucumana.De allí en más, compartieron giras en Europa y una amistad que continuó hasta los últimos días de la Negra Sosa en la Tierra. De hecho, el dibujo de trazos lennonianos de la portada del disco Corazón libre, de 2005, pertenece a Baez. "Fue una relación de respeto mutuo y hemos girado juntas por Alemania durante un tiempo. Ella era poderosa, nos sentábamos a charlar y reír, y decía que las únicas dos cosas que atraviesan las barreras culturales son la música y la comida. Nunca había pensado en la comida, pero cobró sentido cuando Mercedes me lo dijo, ja, ja."Baez es una de las pocas artistas que es reconocida mundialmente tanto por su música como por su activismo político, sea en los Estados Unidos (desde que acompañó a Martin Luther King en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA