Martín Demichelis: 'Me da una paz interior increíble haber podido cambiar mi imagen en la selección'

 
EXTRACTO GRATUITO

De Justiniano Posse a Manchester y nada parece haber cambiado. Al menos su tono de voz denota eso. Los títulos con River, en la Argentina, la gloria con Bayern Munich, en Alemania, y la consagración con el City, en Inglaterra, podrían haberlo mareado, sin embargo, no se advierte que eso suceda. Un teléfono puede esconder algún gesto, pero la uniformidad en su forma de decir las cosas marca que su esencia es inalterable. Ya con 33 años comunica sin rodeos, bucea profundo y se expresa. Por eso suena absolutamente creíble cuando Martín Demichelis explica que el dolor por no haber traído la Copa del Mundo a nuestro país todavía está latente, pero que en su ecuación personal, haber revertido su imagen con la camiseta albiceleste saldó una deuda que tenía consigo.Cada paso que dio fue una apuesta cargada de lucha. Y esa condición de batallador sedujo a Manuel Pellegrini hace más de 12 años, cuando se cruzaron por primera vez en River. Después, en Málaga de España, en 2011, volvieron a trabajar juntos y el DT chileno lo eligió nuevamente para ser uno de sus referentes en Manchester City. Su gran temporada 2013/14, con 32 partidos y 2 goles, lo pusieron otra vez en la consideración de todos. Esa fue una jugada que Demichelis también imaginó, porque con ella pretendía regresar a un solo lugar: la selección nacional. Y lo logró, ya que apareció en la última convocatoria de Alejandro Sabella: se quedó con un pasaje para Brasil, se ganó un lugar en el equipo y terminó jugando la final ante Alemania.-Ahora que ya pasó un tiempo, estar tan cerca de la chance de ser campeón del mundo, ¿duele más que una eliminación en otra instancia?Perder con la selección siempre es doloroso por todo lo que genera y por todo lo que significa. Perder en un Mundial, mucho más. Para mí hasta la derrota de esta final, la caída más dolorosa que había tenido en mi carrera había sido aquel 4-0 ante Alemania, en 2010. Eso implicó armar las valijas y volvernos cuando no lo esperábamos. Siempre digo que no hay situación más dolorosa que perder en un Mundial y con tu selección. Puede haber malos partidos, errores, lesiones, pero nada se compara con este tipo de sensaciones. La verdad es que la derrota de la final, con todo lo que podría haber significado ser campeones del mundo, en un país que tanto necesita ese tipo de alegrías, hubiera sido... No puedo siquiera imaginarlo, no puedo describirlo y mucho menos buscarle un adjetivo calificativo a esa situación. Si bien fue muy doloroso porque... Si...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA