María Martha Serra Lima: la voz de la canción romántica

 
EXTRACTO GRATUITO

apareció cuando el bolero, con un siglo y medio de historia, estaba en retirada. La hija menor de cuatro hermanos varones creció en una familia acomodada y de clase alta de la zona norte. Su padre era un exitoso empresario aficionado al bel canto que la hacía cantar frente a sus amigos. Tuvo que esperar a que su padre muriera y divorciarse de su primer esposo para tener la libertad de dedicarse a la música romántica, su primera y única maestra. "Yo fui tocada por Dios. Tenía todas las contras para ser artista. Era mujer, gorda, grande, porque me lancé tarde, a los 33 años, y bolerista. ¡No existía un caso así! Encima me decían: «Las mujeres no venden discos», «las mujeres te van a odiar porque sos gorda», pero fue todo al revés", confesó la artista en una de sus tantas apariciones públicas.

Esa voz magnética y grave, ese fraseo largo que se abrazaba a esas historias de amor y desengaño, la eternizaron desde que apareció por primera vez en un escenario. Debutó oficialmente en la discoteca Afrika, de moda en la década del setenta, en el hotel Alvear. A partir de ahí se transformó en una figura ineludible del ambiente musical. "Nunca busqué el éxito -comentó en una ocasión-, pero el éxito siempre me acompañó, a todos lados". Trabajó en Michelangelo durante cinco años y su carrera fue en ascenso. En 1980, impulsada por Mochín Marafiotti, director de CBS, grabó el tema "Entre nosotros" y logró que la voz de María Martha Serra Lima entrara en todas las casas.

El otro mojón artístico de su historia lo constituyó su sociedad artística con el Trío Los Panchos, integrado por Chucho Navarro, Alfredo Gil y Basurto Lara, que duró 17 años. El disco Esencia romántica (1983), que tuvo sus volúmenes 2 y 3, reavivó la llama del bolero en toda América latina gracias a un repertorio inoxidable que incluía "Algo contigo", que se convirtió en un clásico de Chico Novarro; "Los enamorados", otro himno dentro de su carrera, y "Voy a perder la cabeza por tu amor". Las bases tradicionales del bolero, el punteo del requinto, las voces en contrapunto y la voz de Serra Lima flotando sobre esas melodías ambientadas en la época dorada de los cuarenta y cincuenta, lo convirtieron en un álbum clásico en toda América latina, que llegó a vender cinco millones de unidades.

El reinado artístico de María Martha Serra Lima fue durante la década del ochenta, donde llegó a grabar un disco por año y hacer participaciones especiales en películas de Olmedo y Porcel. En los noventa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA