Manuel de Falla, el instituto que lucha por una sede propia

 
EXTRACTO GRATUITO

Aulas que se inundan, que no tienen ventanas ni cuentan con la ventilación adecuada; niños, jóvenes y adultos hacinados en espacios reducidos; un laboratorio de informática que funciona en un espacio improvisado dentro de la biblioteca; salas de ensayo que no están acustizadas; y una obra en el tercer piso que lleva cuatro años, de los cuales durante tres estuvo parada.

Estos son los síntomas visibles de una crítica situación edilicia que atraviesa la sede principal del Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla, una casa de estudios que cuenta con una rica historia y que cumplirá los 100 años en 2019. En 2004, luego de trashumar por distintas moradas, la institución se instaló en el edificio de la esquina de Gallo y Sarmiento, donde ya funcionaba el Conservatorio de la Ciudad Astor Piazzolla. Desde entonces, ambos conservatorios comparten las tres plantas de la sede del barrio de Almagro.

"Es imposible ensayar, porque no hay espacio. No se abren cátedras porque no hay lugar físico", comentó Gastón Ceruti, estudiante del profesorado de tango y folclore. Su testimonio es similar al de otros alumnos, como Facundo Echeverría, que cursa la carrera de música antigua. "Un conservatorio tiene que tener condiciones edilicias básicas, pero no se cumplen. Para estudiar música, lo acústico es fundamental y las sedes de Gallo y el centro no son adecuadas", dijo el estudiante.

La Dirección General de Enseñanza Artística (Dgeart), que depende del Ministerio de Cultura de la ciudad, gestionó la compra del edificio en la esquina de Gallo y Sarmiento en 2002 para albergar al Conservatorio de la Ciudad Astor Piazzolla. Cuando allí se sumó el Manuel de Falla en 2004, que hasta entonces funcionaba en dos pisos del Centro Cultural San Martín, algunos lo vieron como una solución temporaria a un problema de fondo: el histórico conservatorio, cuya demanda entre los estudiantes no para de crecer, nunca tuvo un edificio propio.

"En 2013 empezó una obra importante con una primera partida presupuestaria de unos 8.5 millones de pesos -contó la directora de la entidad, Silvia Lester-, pero debido al cambio de gestión, y luego de un parate importante, los trabajos están ahora a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano".

Lester, acompañada por los vicedirectores Mario Konikoff, Marcos Puente Olivera y Marta Sima, expresó su preocupación por el estado de la obra, cuya prolongación causó problemas en los pisos inferiores, y por el deterioro general de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA