Maduro tomó el control de Banesco

 
EXTRACTO GRATUITO

CARACAS (Para la nacion).- Juan Carlos Escotet, presidente del Banesco Grupo Financiero Internacional, aterrizó ayer en Venezuela tras la intervención de la entidad ordenada por el gobierno de Nicolás Maduro. Y lo más relevante que dijo coincide con los argumentos empleados desde el jueves por analistas, economistas, diplomáticos y opositores: "Es una decisión exclusivamente política".

El financiero venezolano, de origen español, abandonó temporalmente la presidencia no ejecutiva del banco gallego Abanca para defender a los 11 directivos encerrados por la contrainteligencia militar chavista para proteger los intereses de ocho millones de clientes del banco que fundó en Venezuela en 1993. Escotet no dudó en asegurar, "del modo más responsable", que el sistema financiero venezolano está "más próximo al colapso de los medios de pago".

"La clave es entender que el problema en curso no es originado ni promovido por Banesco ni por institución alguna del sistema financiero. El problema es la escasez de papel moneda, asociado a un mercado que intenta proteger sus bienes adquiriendo dólares, que es el bien más apetecido por millones de ciudadanos", explicó Escotet en una carta enviada a sus trabajadores.

Banesco es el mayor banco de Venezuela y el que más operaciones electrónicas realiza, en torno del 40%. Estimaciones del sector elevan hasta el 80% el volumen de las remesas que los emigrantes envían a sus familiares en el país al margen de los conductos oficiales.

"En algún momento se impondrá nuevamente el Estado de derecho", sentenció Escotet. La Fiscalía revolucionaria acusa a los directivos de Banesco de ser cómplices de los ataques contra el bolívar, la moneda local, con su salida hacia otros países y la especulación con el precio del dólar en el mercado negro. El gobierno ordenó de inmediato la toma del control de la entidad durante 90 días.

Los venezolanos sufren de forma muy severa la escasez de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA