Madrugada de horror y vandalismo en Saavedra

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1668520-incidentes-saavedra-tiroteo

tierra de nadie en la madrugada de ayer, cuando quedó a merced de un grupo de vándalos que arrasó con cuanto encontró a su paso. La banda descargó su ira por la muerte de un presunto delincuente en un enfrentamiento con un cabo de la Policía Federal: quemó 16 autos, provocó destrozos en un edificio y dejó a decenas de familias inmersas en el pánico.

El hecho comenzó en Núñez cuando agentes de la Federal intentaron detener a dos presuntos delincuentes, lo que dio paso a una persecución que terminó con un enfrentamiento en el barrio Mitre, a metros del shopping Dot, con un suboficial herido de dos balazos y uno de los sospechosos, de 24 años, muerto a tiros.

Enardecidos por lo que consideraron un caso de gatillo fácil, allegados al joven muerto incendiaron autos y dos garitas de la Policía Metropolitana, y destrozaron vidrios y ventanas de edificios de la zona. "Vamos a quemar la comisaría 49a.", gritaban tras la muerte de Marcelo Crespo.

Además, la familia del joven denunció que la Policía Federal no dejó entrar en el barrio Mitre a la ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencia (SAME) para que pudiera trasladar al herido al hospital Pirovano.

"Lo acribillaron, lo remataron cuando ya estaba en el piso. Después lo abandonaron, no quedó ni un policía", sostuvo a LA NACION Fiama Campos, mujer del joven fallecido y madre de una beba de seis meses. Según relató, entre varios vecinos tuvieron que cargar a Crespo herido y trasladarlo en un auto particular hasta el hospital Pirovano, donde murió.

Una de las primeras medidas que tomó la fiscal a cargo de la causa, María Cristina Caamaño, fue designar a la Gendarmería Nacional para que hiciera los peritajes y para que llevara adelante la investigación de los hechos.

Según informaron a LA NACION fuentes judiciales, la fiscal esperaba anoche el resultado de la autopsia para conocer cuántos disparos recibió el joven fallecido. Los vecinos del barrio Mitre dijeron que Crespo recibió entre siete y ocho balazos por la espalda.

Además de investigar el enfrentamiento que terminó con la vida del joven, que según fuentes de la Policía Federal tenía antecedentes por robos, la fiscal Caamaño lleva adelante la causa por los hechos de vandalismo que hubo después en el barrio de Saavedra.

"Tras la muerte del delincuente, el barrio Mitre salió en señal de protesta. Eran amigos del delincuente que salieron todos juntos a hacer desmanes"...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA