Félix Díaz, líder de la etnia qom: 'Al Estado le sirve la pobreza indígena'

 
EXTRACTO GRATUITO

LAGUNA BLANCA, Formosa.- A la vera de la ruta 86, una huella se mete en el monte. El puesto de control de Gendarmería sirve como aviso de la importancia de ese sendero mínimo que lleva a la vivienda de Félix Díaz, el cacique qom que encabeza una lucha cultural por el uso de la tierra. http://www.lanacion.com.ar/1579511-un-funcionario-formoseno-dijo-que-el-ataque-al-hijo-de-felix-diaz-fue-en-una-pelea-entre-muc. Él sostiene el reclamo de mejores condiciones de vida para su gente. "Al Estado le sirve la pobreza indígena", explicó, como apertura al diálogo con LA NACION, frente a su hogar.Su habitación es una construcción de troncos de palmeras y adobe sobre piso de tierra. En las cercanías están las edificaciones similares de sus hijos y unos pocos vecinos. Díaz es el líder de la comunidad La Primavera, cuyas 800 familias están asentadas, en forma dispersa, http://www.lanacion.com.ar/1547506-viaje-al-interior-del-mundo-qom. "Nosotros sobrevivimos día a día y enfrente está un sistema que tiene todo. No me considero enemigo de nadie, tampoco un ejemplo; sólo me toca ser vocero del pueblo indígena", relató el cacique, que ayer fue ratificado en su liderazgo comunitario.Díaz compartió su visión sobre el logro de corporizar el reclamo de los pueblos aborígenes: "A través de nuestra resistencia se pudo visibilizar la problemática indígena; eso es importante. Nos consideramos el bastión de la resistencia, los logros fueron gracias a los hermanos de esta comunidad. Dimos a conocer que existimos y que http://www.lanacion.com.ar/1544517-la-comunidad-qom-denuncia-la-muerte-de-otro-joven-en-formosa".También comentó el costo de esa pelea: el riesgo físico para él y su familia. La semana pasada fue muy golpeado Abelardo, uno de sus cuatro hijos, en una refriega en la que de uno y otro lado participaron integrantes de la comunidad qom. Sostiene Díaz: "Algún político financia esta división para fomentar violencia entre nosotros". Consideró que la agresión a su hijo fue "un mensaje" por su actividad como líder en los reclamos.Ese último ataque sucedió en la zona más sólidamente construida de la comunidad, cerca del edificio de una planta que es el eje de la vida social, donde funcionan una posta de salud con un enfermero y una ambulancia de traslado primario; una escuela de nivel inicial, y la radio local, que sirve de enlace para las familias. Díaz denunció entonces que el punterismo político se coló dentro de su comunidad a fuerza de dádivas: "Aprovechan la necesidad de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA