La libertad matrimonial

 
EXTRACTO GRATUITO

Recientemente se ha tomado conocimiento del publicitado plan matrimonial del ex futbolista Alfredo Di Stéfano, recordado como "la Saeta Rubia", quien a los 86 años mantiene una relación desde hace diez con Gina González, una costarricense cincuenta años menor que él.Di Stéfano está considerado como uno de los cuatro futbolistas más importantes de la historia del fútbol mundial, junto a Diego Maradona, el brasileño Pelé y el holandés Johan Cruyf, en una selecta nómina a la que seguramente se agregará en el futuro otro argentino: Lionel Messi. Sin embargo, hoy no es noticia por su gloriosa historia deportiva sino por su presente. Don Alfredo, que vive en España y tiene cinco hijos, goza de lucidez mental suficiente por más que padezca dificultades motrices. La mujer con quien aspira a casarse tomó contacto con el famoso futbolista a raíz de una nota periodística relacionada con su biografía y lo habría cuidado a lo largo de los últimos años.La difusión del proyectado casamiento desató un vendaval de opiniones y la oposición de los hijos de Di Stéfano, con argumentos que van desde su avanzada edad y la diferencia de edades hasta el eventual interés económico de la futura esposa. Di Stéfano no es rico, posee un par de pisos y algunos ahorros. Cuando Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, decidió que fuera presidente de honor, lo hizo para ayudarlo, y el club dispuso que tuviera un sueldo de 180.000 euros al año y llegó a un acuerdo para gestionar un museo con su patrimonio deportivo por el que se le pagan otros 120.000 euros.Sin embargo, en el análisis de la cuestión suscitada, no puede descartarse el tema de la soledad, ya que la compañía de los hijos, frecuente o esporádica, es distinta de la de la conyugalidad, sin importar la sexualidad propiamente dicha. Este deseo de compañía o de gratificación compartida con la que ya se tiene...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA