La ley de energías renovables, impracticable por falta de fondos

 
EXTRACTO GRATUITO

Un año antes de que venza el plazo de la ley de , el sector afirma que no hay forma de cumplirlo. Según esa norma, para 2016, el 8% de la de la Argentina debería provenir de fuentes renovables. Según un estudio de la consultora KPMG, hasta hoy sólo se ha alcanzado el 2 por ciento.

El sondeo entre directivos y personal de las principales empresas de energías renovables en el país reporta que únicamente 7% de los participantes considera que es "posible" cumplir esa ley. Para el 67%, alcanzar esa meta en 2016 es "poco probable", y 26% estima que el porcentaje alcanzado oscilará entre 4 y 6%.

Entre distintos actores del sector hay coincidencia: el principal obstáculo para cumplir con los plazos que fija la ley 26.190 es la falta de financiamiento. Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables, dijo a LA NACION que este factor resultó "excluyente" para alcanzar las metas fijadas en 2006. "La mayor parte de los contratos [surgidos de la ley] se cayó cuando las empresas que ganaron las licitaciones se enfrentaron a que, para obtener recursos, les pidieron garantías especiales o no les tomaron el contrato como un aval", dijo.

Para Luis Rotaeche, coordinador del Área de Energías Renovables del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi y autor del libro Energías renovables en Argentina, el obstáculo es similar: "Se trata evidentemente de un problema financiero nacional: el país se peleó con naciones relevantes en el plano económico y así es muy difícil encontrar financiamiento para estos u otros proyectos". La sola falta de inversiones, estimó Rotaeche, basta para limitar las aspiraciones de la ley. "Desafortunadamente no es el único problema: el marco regulatorio de la ley es pobre y hay una gran debilidad institucional."

La gran mayoría de los directivos de empresas del ramo (89%) piensa que es necesario reformar la ley 26.190. Existe, de hecho, un proyecto de reforma impulsado por el senador Marcelo Guinle (FPV). La propuesta, que recibió media sanción del Senado en diciembre, fija 2017 como el año en que se alcance el 8% de participación de energías renovables en la generación eléctrica nacional y aspira a que sea 20% en 2025.

El proyecto de Guinle incluso señala que los "incentivos de remuneración adicional" de la ley vigente. "No fueron ni son suficientes [...]. Son por demás bajos en un contexto de precios del mercado spot fuertemente subsidiados."

A este respecto, Rotaeche destacó que la iniciativa de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA