Se levantó parcialmente el acampe en Plaza de Mayo

 
EXTRACTO GRATUITO

La resistencia por empieza a mostrar signos de agotamiento.

A poco más de dos semanas de establecido, el acampe en la Plaza de Mayo por la liberación de la dirigente jujeña tuvo ayer un "levantamiento parcial". A comienzos de la semana pasada, había sucedido lo mismo, aunque de forma total, con el acampe original montado en la plaza Belgrano, frente a la gobernación de Jujuy.

Desde ayer, la Tupac Amaru quedó como única ocupante, mientras que el resto de las organizaciones que acompañaban la protesta -La Cámpora, Movimiento Evita, Quebracho y la CTA, entre otras- abandonaron la plaza.

Manifestantes consultados por LA NACION confiaron que en los últimos días se hacía cada vez más difícil sostener el acampe por las noches. Por lo general, pernoctaban en el lugar no más de 150 o 200 personas.

Además, las diferencias internas cada vez mayores entre las organizaciones kirchneristas que sostenían el acampe -principalmente entre el Movimiento Evita y La Cámpora- habrían sido determinantes para el abandono parcial de la plaza.

"En los últimos días el acampe se había convertido en un circo por ver quién tenía el manejo de la organización, y eso generó malestar incluso entre mucha gente que genuinamente se acercaba por la libertad de la flaca [Milagro Sala]", aseguró un manifestante con llegada a los referentes. Y agregó: "El acampe trajo contradicciones entre el Evita y La Cámpora por el protagonismo".

Según confió esta misma fuente, la decisión del levantamiento comenzó a gestarse la semana pasada, tras la reunión que mantuvo el coordinador de la Tupac Amaru, Alejandro Garfagnini, con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y que contó con la presencia de monseñor Jorge Lozano. El encuentro, que los protagonistas habían calificado como positivo pese a que no había redundado en acciones concretas, había dejado la expectativa de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA