De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

QuejososVivía debajo de la autopista Illia, no tenía título de propiedad ni agua, y ahora se mudó a una de las 1200 viviendas construidas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Paga 5000 pesos por mes con un crédito blando a 30 años. Su barrio tiene calles peatonales anchas y juegos para chicos, pero igual se queja porque quería baldosas en lugar del piso de cemento alisado que están usando los arquitectos en Palermo, que es mucho más duradero y evita los resbalones. Y su mujer protesta por los ladrillos opacos de las paredes. El gobierno hizo allí la escuela más moderna de la ciudad, inauguró una cancha de fútbol con tribuna, puso un puesto de ecobicis, y a pesar de todo hay personas que se quejan. Es de no creer.Luis García MoralesDNI 93.421.262Perdón, gobernadoraEstimada gobernadora, pasan los días y muchos no podemos salir de nuestro asombro. Es difícil ver quién obtuvo más votos, pero es muchísimo más difícil ver que los suyos no alcanzaron. Muchos dan el resultado de las PASO como irreversible. Pero lo que no ven es que simplemente se rindió un parcial, sin promoción. Ahora falta el examen final, que es obligatorio. Pedimos reducción en los cargos políticos y nos la dio. Pedimos recorte en el Poder Legislativo, y lo tuvimos. Pedimos que anularan las jubilaciones de privilegio políticas, y se anularon. Pedimos un Estado presente, y vinieron a los municipios. Integración social, y se dio. Un banco que diera créditos a la gente, y se ofrecieron. Pedimos acompañamiento a las pymes, y estuvo. Pedimos nuevos frigoríficos, y siguen abriendo; SAME en la provincia, y más municipios se pliegan. Pedimos caminos y se pavimentaron, repavimentaron e intervinieron miles de kilómetros. Pedimos un freno a las inundaciones y tuvimos las obras hidráulicas; pedimos agua y cloacas, y ya se pueden utilizar. Pedimos viviendas y hospitales, y ya hay decenas de obras finalizadas. Pedimos policía, y tuvimos transparencia y mayor presencia. Pedimos no más droga, y obtuvimos la mayor incautación de dosis y demolición de búnkeres.Pedimos, pedimos, siempre pedimos más. Nunca nos conformamos. Así que hoy solo nos queda pedir perdón, María Eugenia, por haberle soltado la mano en la única oportunidad en que usted nos pidió a nosotros: las elecciones. Pero ya se acerca octubre. Estoy seguro de que todo habitante de su querida provincia va a darse cuenta de lo hecho y de lo que puede venir. Estoy seguro de que puede confiar en el electorado como nosotros vamos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA