De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

La mejor herramienta

Ya no se regala más nada, se acabó el derroche y se siente. Y lo peor, sin anestesia. Sin embargo, están aquellos empecinados en volver al esquema anterior, sabiendo que ese retroceso es imposible, y lo peor, engañando a los más débiles, a los que reciben planes o subsidios, en lugar de guiarlos hacia la senda del trabajo con el aprendizaje de un oficio, y que los hijos puedan ir al colegio, ya que la educación es la herramienta más poderosa para acabar con la pobreza. Pero claro, ellos, los que no quieren eso, ¿de qué se ocuparían?

Mónica Brindisi

DNI 5.198.492

Policía herida

Si la desafortunada sargento de la bonaerense gravemente herida hubiese podido anticiparse a reprimir el ataque que sufrió disparando primero, estaría ahora detenida, con una causa caratulada "doble exceso en la legítima defensa, agravado por su condición de servidor público", o algo así. Un fiscal nos explicaría que al no haber disparos previos la sargento no podía saber si las armas de sus atacantes eran reales o de juguete; que aun sabiendo que eran reales no le constaba que estuvieran cargadas. Por último, aun reales y cargadas no tenía certeza de si planeaban atacarla o simplemente amedrentarla. Nos dirá el juez de garantías que en tal caso debió disparar al techo, o, como última opción, a las piernas, poniendo especial cuidado en no afectar la arteria femoral, para evitar la hemorragia, ni el fémur, ya que podría causar una lesión permanente en el atacante. Todo esto sin perjuicio del futuro juicio civil.

Adolfo D. Madala

DNI 8.186.068

Inviables

El artículo "Hipermercados, una crisis con sello argentino" no hace nada más que mostrar fríamente la Argentina de hoy. Nada de lo que dice nos puede sorprender. Es una enunciación de todos los curros que agobian a los argentinos y que proceden tanto del ámbito gubernamental (nacional, provincial o municipal), como industrial, comercial, laboral, sindical, judicial, empresarial y de muchas otras organizaciones nacidas al amparo de estos conflictos. En todos estos ámbitos hay excesos en la búsqueda de beneficios, engaños para imponer gravámenes que no corresponden, en simular situaciones inexistentes para agravar los beneficios de unos y perjudicar los de otros. Una gran falsedad flota en el ambiente.

Las negociaciones paritarias no reflejan la realidad y las huelgas o amenazas de huelga son utilizadas, en muchos casos, para beneficio de la dirigencia gremial y no de los trabajadores. Los piquetes se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA