El largo camino al Oscar

 
EXTRACTO GRATUITO

TORONTO.- La palabra está en boca de todos, aunque muy pocos se atreven a decirla en voz alta. Tal vez para evitar que la fortuna se vuelva en contra de quien la pronuncia, tal vez a modo de conjuro o talismán, nadie quiere hablar por aquí del Oscar. Ni los protagonistas que empiezan a mencionarse como tempranos candidatos potenciales ni los mismísimos organizadores del imponente TIFF, el festival en el que desde hace unos cuantos años suena casi oficialmente la campana de largada de la carrera de nominaciones y premios que concluirá con la gran fiesta anual de la Academia de Hollywood.Este año, uno de los grandes debates de la capital del entretenimiento tiene que ver precisamente con el lugar del festival como disparador de las primeras conjeturas certeras sobre los grandes candidatos a protagonizar la temporada alta de premios. El camino de los dos últimos ganadores del Oscar a la mejor película (12 años de esclavitud y Argo) comenzó aquí, pero muchos temen que esta vez un trabajo de pinzas de otros festivales grandes (Cannes) y pequeños (Telluride, cada vez más influyente en esta materia) pueda robarle a TIFF la "primicia" del lanzamiento mundial de los títulos mejor considerados.Pero como el año cinematográfico se compila de manera inmejorable en esta ciudad (TIFF es,sin duda, el gran "festival de festivales") y durante este fin de semana clave una avalancha sin pausas de proyecciones, entrevistas, reuniones, presentaciones y corrillos reunió a estrellas, directores, productores, ejecutivos, distribuidores, representantes de la industria y medios de prensa de todo el mundo, la evidencia resulta indiscutible: una vez más, como ocurre siempre, Toronto alumbra al selecto grupo que sueña con fundamentos su acercamiento al Oscar.De los estrenos mundiales presentados en el encuentro hasta ahora, el más aplaudido fue Black and White, que reúne al director Mike Binder y a Kevin Costner nueve años después de Enredos del corazón. La película cuenta la lucha por la tenencia de una niña de diez años entre sus abuelos, uno blanco (Costner) y otra negra (Octavia Spencer, ganadora del Oscar a mejor actriz de reparto por Historias cruzadas) con cuestiones de fondo muy caras a la tradición del Oscar como los conflictos raciales, las batallas legales y los intensos retratos familiares. Estos dos últimos temas también aparecen alrededor de El juez (The Judge), de la que se habla mucho sobre todo a partir de las poderosas interpretaciones de sus protagonistas, Robert...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA