Kirchnerismo para todos

 
EXTRACTO GRATUITO

Una de las estrellas más eficientes del "movimiento nacional y popular" anotó en la pizarra mágica del firmamento político dos conceptos liminares. Sugirió Gabriel Mariotto que el vértice de todo este despliegue, el delta donde culmina cada una de las terminales nerviosas de este proyecto histórico es "la lealtad y el amor a Cristina". El vicegobernador bonaerense no hace otra cosa que rezar el catecismo que inspira al sector más joven y supuestamente innovador de la militancia: nunca deja de sorprenderme que se venda como mérito juvenil y progresista el verticalismo más cerrado y el culto a la personalidad, apotegmas de un conservadurismo añejo.Sin embargo, la reflexión más interesante de Mariotto no fue ese llamado a la ciega pleitesía y a la infalibilidad papal sino aquella otra idea disciplinadora que dejó caer en el conurbano: "Si sos peronista, sos kirchnerista". La sentencia responde al nacimiento de una agrupación que compite con los neocamporistas: La Juan Domingo. Y también a que crece subterráneamente la sensación de que los "verdaderos peronistas" acompañan pero tienen reservas frente a esa identidad irreductible que se les impone desde afuera. El kirchnerismo -un colectivo formado también por hombres y mujeres que en otras épocas practicaron el gorilismo de izquierda y de derecha- asaltó la cabina del avión peronista y lo condujo con mucha pericia por cielos tormentosos: a nadie le conviene que el avión caiga, ni pronunciar en voz alta una inconveniencia que los arroje al vacío. Pero entre los pasajeros (intendentes, gobernadores, gremialistas) hay muchos peronistas tradicionales con ganas de tomar ellos mismos el timón, o de pasar a una nueva fase demostrando que se puede volar de otra manera. Oponer a la imagen del dentista de San Andrés de Giles la sombra del mismísimo padre de la criatura ­-ancho de espadas mata ancho de bastos- desnuda por completo el juego y es un síntoma difícil de eludir. Cristina lo vio y mandó a decirles: "Ni se les ocurra".Pero la formulación de Mariotto, que traduce a la Presidenta, me interesa más allá de esta batalla. Porque se esconde en ella el deseo de uniformar y de clausurar la discusión. Y porque traspasa incluso los límites del Frente para la Victoria. Si sos peronista, si sos progresista, si sos patriota, si luchás contra las injusticias, si estás del lado del bien? sos kirchnerista. Es paradójico que un movimiento que se ha dedicado de dividir y ha sacado mucho rédito construyendo enemigos, busque a su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA