La justicia llegó a tiempo para Atlético

 
EXTRACTO GRATUITO

CORDOBA.? Belgrano tentó a la justicia, ausente hasta que apareció Nicolás Castro. Nada había hecho por situarse sobre Atlético de Rafaela cuando recibió el beneficio de un foul de Fontantini a Almerares, penal transformado en gol por Claudio Pérez.Quizá por ser un regalo no esperado, el equipo de Zielinski no valoró la ventaja ni tuvo el gesto como para justificarla. Lejos de eso, se arrumbó en torno a Olave, demostró problemas notables de creatividad para llegar a Sara y le dio, por sus propias fallas, toda la responsabilidad para llevar adelante el partido a su adversario.Atlético de Rafaela, en esa situación, tuvo que poner en escena una imagen a la cual está muy poco acostumbrado. El excesivo peso de esa mochila se notó en sus permanentes pero tibios avances que siempre se diluían en algún rechazo celeste hacia el medio del campo. Sólo Carrera, en un breve lapso, al comienzo del partido, generó inquietud aunque no zozobra, y nada más. Con Gandín muy estático, y Federico González, tan movedizo como improductivo, la responsabilidad mayor se centró en el rendimiento de Castro, su hombre más dotado para armar juego, que se ausentó hasta su conquista.Belgrano, mientras tanto, se instaló en la comodidad de sus previsiones al saber que ya tenía un gol de ventaja y que eso lo ayudaba a hacer lo que mejor sabe: resguardarse en su área, esperar y obstruir en el medio campo, y desplegar a sus hombres en la ofensiva para aprovechar algún contragolpe.Sucede que desde varios partidos ya no está el Picante Pereyra para ganar en este último rubro, y que ninguno de sus volantes, salvo el discontinuo Farré, tuvo la actitud de asumir el liderazgo en la generación de juego, una invitación que, se insiste, Rafaela nunca...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA