La Justicia intervino una sociedad de Cristina Kirchner y sus hijos

 
EXTRACTO GRATUITO

El juez federal nombró un interventor para que administre buena parte de los bienes de y maneje la sucesión de , rol que ocupaba hasta ahora , y también nombró a otro interventor administrador en Los Sauces, la sociedad de la ex presidenta que se dedica a alquilarles propiedades a los empresarios y a .

Bonadio tomó esta medida ante la sospecha de que los fondos que circulan entre estos cuatro actores responden a maniobras de lavado de dinero.

El juez también dispuso la designación por seis meses de interventores, pero sólo con facultades de informantes, en las compañías de López y Báez: Grupo Indalo e Indalo Media, Austral Construcciones, el Grupo Báez, Idea SA y Negocios Patagónicos SA.

La defensa de Cristina Kirchner anticipó ayer que apelará esta medida por considerarla "ilegal y arbitraria", según dijo a LA NACION el abogado de la ex presidenta, Alberto Beraldi. "No tiene fundamento jurídico y la vamos a apelar", dijo el letrado, quien cuestionó las facultades del juez federal para desplazar al administrador de una empresa o de una sucesión.

En el holding de Cristóbal López dijeron que la medida no los afecta en nada porque las únicas relaciones comerciales que tienen con los Kirchner son alquileres que pagan por las oficinas que ocupan el empresario en el edificio Madero Center y la ex esposa de su ex socio.

Beraldi, no obstante, advirtió que los veedores judiciales sobre las empresas de López podrían husmear en los números de C5N o Ideas del Sur, empresas que están afectadas por la decisión de Bonadio. "Supondría un avance sobre la libertad de prensa", argumentó el abogado.

Bonadio dispuso esta medida en la causa que se conoce como Los Sauces. En el expediente se averigua si los alquileres que pagaron Lázaro Báez y Cristóbal López por propiedades son reales, es decir, si hay inquilinos y si se paga un precio de mercado, o si se trata de una maniobra de lavado o un retorno de favores a la familia Kirchner por los beneficios que obtuvieron ambos empresarios en el kirchnerismo.

Las operaciones que motivaron estas medidas son el depósito de más de 4,5 millones de dólares en las cajas de seguridad de Florencia Kirchner, que podrían provenir de los alquileres recibidos por Los Sauces. También entre la sucesión de Néstor Kirchner que administraba Máximo y Los Sauces se efectuaron gran cantidad de transferencias sin justificación comercial. Para el juez las vinculaciones entre los cuatro actores "forman parte...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA