Jorge Bacigalupo: 'Estaría arrepentido si no hubiera hecho lo que hice'

Era un hombre desconocido hasta que en las últimas horas sus dichos fueron claves en la investigación que conmociona al poder. Durante meses, Jorge Bacigalupo, un policía retirado que trabajó en una remisería donde conoció a Oscar Centeno, el chofer del exfuncionario kirchnerista Roberto Baratta, guardó los cuadernos que dieron origen a la causa que ya tiene 15 detenidos."Me hubiera arrepentido si no hubiera entregado los cuadernos", dijo en una entrevista exclusiva con LA NACION.A última hora de ayer, Bacigalupo relató cuándo conoció al ahora arrepentido Centeno, cómo era su relación y cuál fue su motivación al entregar los documentos para que se conocieran.En 18 minutos, tiempo que duró la charla, dijo que él recibió los originales de manos del propio Centeno. "Un día me trae una caja cerrada y me dijo: 'Por favor, guardame esto'. Yo le pregunté: '¿Qué hay acá adentro?'. Y me dijo que eran anotaciones de él, de su trabajo en el ministerio con Baratta".-¿Por qué no se presenta?-Soy Jorge Bacigalupo, tengo 73 años. Soy un sargento retirado de la Policía Federal Argentina; trabajé como remisero muchos años desde el 98 hasta 2007. Anteriormente tuve un taxi, y como remisero fue que en el 97 conocí a Centeno, quien hoy está detenido por el caso de las coimas.-¿Cuánto hace que lo conoce?-Lo conocí en una agencia en Martínez.-¿Cómo era su relación y con qué frecuencia se veían?-Todos los días, por una cuestión de trabajo, ahí en Martínez. Después Centeno se fue a trabajar al Ministerio de Planificación.-¿Cuándo?-A partir de 2003, cuando Kirchner asumió como presidente, pero nos seguimos viendo como amigos, él viniendo a casa y yo a la suya. No con suma frecuencia, pero una amistad común.-¿Cuándo le dio los cuadernos que hoy forman parte del caso de corrupción más importante de los últimos años?-En octubre del año pasado. Un día me trae una caja cerrada y me pide por favor que se la guarde. Yo le pregunto: "¿Qué hay acá?". Y él me dice que adentro había anotaciones que había hecho sobre el trabajo que hacía en el ministerio con Baratta.-Algunos excompañeros de trabajo de Centeno que están hoy en el Ministerio de Energía, de Transporte, en el viejo edificio de Planificación Federal cuentan que era un hombre que anotaba mucho.-No puedo dar fe de eso; recién vi parcialmente los cuadernos cuando los abrimos juntos.-¿Por qué cree que se los entregó antes?-Por confianza.-¿Por qué los quería sacar de su domicilio?-Es obvio: cuando él toma estado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba