Jorge Amor Ameal, con LA NACION: 'No me caben dudas: Román va a ser presidente de Boca'

Jorge Amor Ameal jugaba de 8. A veces, de número 10, la camiseta que hizo ídolos a Diego Maradona y Juan Román Riquelme. "Era un volante con pierna cambiada", dice el hoy presidente de Boca, que tiene varios frentes abiertos: el primer informe de auditoría sobre la gestión anterior, su relación con la AFA y la Liga Profesional, la postura en común con River sobre el contrato de televisación, los efectos de la pandemia de coronavirus y el caso Sebastián Villa, denunciado por supuesta violencia de género.En una charla con LA NACION, el directivo evita dos temas concretos: se excusa de hacer consideraciones sobre el caso Villa, que está en manos de la Justicia, y del conflicto que el jugador Agustín Almendra mantiene con el club. Y deja una frase para el futuro cercano; tal vez, para su sucesión: "Román va a ser presidente de Boca. No me caben dudas".-A un año de la elección, ¿cree que ganaron por Riquelme?-Todo tuvo que ver con muchos años de militancia, de mucho trabajo. Pensá que yo había perdido las dos elecciones anteriores por poco. Obviamente lo de Román nos potenció tremendamente. Pero hicimos un gran trabajo y estoy muy contento.-¿Riquelme tiene condiciones para ser presidente? ¿Lo ve como sucesor?-Él tomará sus decisiones cuando lo crea. Pero va a ser presidente de Boca. No me caben dudas.-Con respecto al equipo, en el que influye Riquelme, ¿qué cambió en la mente de Carlos Tevez como para que se destacara como lo hizo en el desenlace de la Superliga y volviera como lo hizo después de seis meses sin jugar?-Primero, la voluntad de Carlos. Y después, el trabajo del técnico [Miguel Russo] y de Román.-¿Román también?-Por supuesto. Román tuvo mucho que ver en todo esto. Él es el que habló para que Carlos decidiera volver. Si uno pudiera volver el tiempo para atrás, se daría cuenta de que hace un tiempo decían que Tevez dejaba el fútbol. Algunos periodistas lo consideraban un ex jugador. Y hoy es uno de los jugadores más importantes que tenemos.-¿El más decisivo?-Sí. Todos los jugadores son muy importantes, pero él logró que todos volvieran a hablar de él cuando para casi todos era un jugador terminado.-¿Qué cambió en él?-Cambió él pero también cambió la conducción. En cualquier trabajo, si un superior trata bien, comprende, alienta y potencia, y los compañeros acompañan, uno se siente mucho mejor. Si eso no ocurre, se desmotiva, más allá de que sea buena persona. Pero eso es lo que pasa en las relaciones humanas. Román hablándole...-O sea que Riquelme es positivo para el plantel.-No te quepa la menor duda. ¿Sabés cuál es el problema de Román? Que a veces no comunica. Pero puedo asegurarte esto: yo hablo todos los días con él, y todos los días tiene preocupaciones por los jugadores, por el plantel. Por todo. Y siempre se preocupa por la persona. Es un hombre tremendamente positivo. Yo le digo que ahora juega mejor que antes. Porque antes jugaba de 10, y ahora juega de 1, de 2, de 3. En los 11 puestos de la cancha y uno más. Doce. Cubre todos los puestos.-La hinchada canta "la Copa Libertadores es mi obsesión". ¿Es un fracaso no ganarla?-No. Los éxitos y fracasos se miden con el tiempo. Lo inmediato es de corto alcance. Nosotros miramos el club con idea de futuro. Estamos pensando en ampliar la Bombonera. Por eso la cuidamos y la mejoramos día tras día.La gestión del fútbol argentino-¿Cómo se evita que el fútbol argentino, en un país...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba