Jesús Rodríguez: 'Es tiempo de atender los efectos colaterales del programa económico'

 
EXTRACTO GRATUITO

Jesús Rodríguez es auditor general de la Nación, no ocupa cargos formales en el radicalismo, pero es un dirigente de los más influyentes en la cúpula del partido. Por su experiencia política y formación económica tuvo participación activa en el diseño del menú de propuestas para atemperar los efectos de la crisis económica que su partido llevó a la Casa Rosada, el jueves pasado. El balance de la reunión fue muy satisfactorio, ratificó Rodríguez, señal de que la y el macrismo se encaminarían a confirmar su alianza con vistas a las elecciones presidenciales."Estoy convencido de que la mayoría del radicalismo cree en la necesidad de evitar una regresión populista. Y la manera de evitarlo es consolidar la coalición Cambiemos", enfatizó a LA NACION.-¿Salió satisfecho el radicalismo de las reuniones con los funcionarios del Gobierno?-Sé, por información directa de funcionarios del Gobierno y de dirigentes radicales, que las reuniones fueron muy productivas y todos quedaron muy satisfechos con las conclusiones obtenidas. Unos reconocieron la receptividad y la buena disposición del Gobierno para escuchar puntos de vista y otros se dieron cuenta de la seriedad y solidez de las ideas aportadas.-¿No fue demasiado tarde? La crisis económica lleva meses.-No, porque primero el Gobierno debió establecer los pilares del programa. Esto es, recuperar el equilibrio macroeconómico que se había perdido a raíz de una sucesión de acontecimientos tanto internacionales como domésticos. Luego, ese programa se plasmó en la ley de presupuesto. Ahora es el tiempo de aplicar medidas para atender sus efectos colaterales.-¿Qué propuestas llevó la UCR?-Los ejes fueron tres: generar una mayor competencia en los mercados con la normativa vigente, esto es, la ley de defensa de la competencia y las normas de lealtad comercial. Segundo, atender la situación de los sectores que más han sido afectados por la retracción de la actividad económica. Y tercero, generar las condiciones propicias para un horizonte con un mayor nivel de actividad económica.-El radicalismo ha sido crítico de la política tarifaria. ¿Qué propusieron en este sentido?-El tema energético es clave. Buena parte de los problemas económicos de la Argentina tienen su origen en el desquicio de la política energética de la anterior administración, que fue suicida. La Argentina pasó de exportadora neta de energía a ser importadora por una cifra escalofriante. Esto generó un déficit comercial impresionante. Como...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA