La inversión en obra pública cayó un 44% en el segundo trimestre del año

 
EXTRACTO GRATUITO

El objetivo del Gobierno de bajar el gasto público, alcanzar el déficit cero y, de esa manera, cumplir una de las metas comprometidas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene como víctima principal la obra pública. El ajuste en este rubro, que había arrancado a fines de 2018, tuvo su pico durante el segundo trimestre de este año (abril, mayo y junio), cuando el recorte del presupuesto destinado a la inversión pública alcanzó el 44,3% en términos reales respecto del mismo período del año pasado.Un informe de la Oficina Nacional de Presupuesto (OPC), que dirige Marcos Makón, da cuenta de que durante el segundo trimestre de este año (el último con datos cerrados) se ejecutaron $41.984 millones (el 0,20% del PBI) en inversión pública. En el mismo período de 2018 esa ejecución alcanzaba los $47.827 millones (el 0,33% del PBI). Buena parte de esta caída obedece a una fuerte retracción en las transferencias de capital, las cuales se destinan mayormente a financiar obras de infraestructura en todo el país.En el informe se observa, en efecto, que varias obras a las que se les habían asignado partidas en la ley de presupuesto de este año en junio presentaban montos disminuidos o directamente eliminados.En rigor, esto ha sucedido todos los años y en distintos gobiernos: el jefe de Gabinete cuenta con amplias facultades para reasignar partidas contenidas en la ley de presupuesto y las planillas de obras públicas son habitualmente retocadas durante el ejercicio. Durante el primer semestre de este año, empero, de los 1129 proyectos de inversión con asignación presupuestaria, la mayoría tuvo recortes, algunos mínimos, otros más drásticos, según consigna el informe de la OPC. Esto afectó a la gran mayoría de las provincias, salvo la Capital, Buenos Aires, Mendoza y Santiago del Estero.Los gobernadores ya trasladaron su enojo a la Casa Rosada por esta situación, aunque cabe decir que, según el informe, el nivel de ejecución del gasto destinado a esas obras durante el primer semestre -que promedia el 45%- muestra buen ritmo.En cuanto al avance físico de estos 1129 proyectos de inversión, el informe da cuenta de que el 50,8% de las obras en ejecución presentan un grado de avance mínimo (menor al 20%) al cierre de 2018. No lo dice el trabajo de la OPC, pero una de las razones obedecería a que buena parte de esas obras son recientes y arrancaron durante el gobierno de Macri.Hay un 16% de esas obras que, en cambio, muestran un grado de avance alto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA