Inquietud de los gremios oficialistas por el futuro económico

 
EXTRACTO GRATUITO

Una cosa es que lo digan los empresarios, que defienden su bolsillo más allá de la política y la ideología. Pero muy distinto es que lo afirmen los http://www.lanacion.com.ar/1634773-la-cgt-oficialista-pide-al-gobierno-mas-participacion-para-el-peronismo. Durante la ausencia de la Presidenta, la cúpula de la CGT oficialista, que lidera , expuso ante varios funcionarios del Gobierno sus http://www.lanacion.com.ar/1611953-la-cgt-de-calo-mantiene-el-apoyo-al-gobierno-pero-crece-el-debate-interno: una inflación que "como mínimo es del 25%"; la parálisis en la creación de puestos de trabajo, y la pérdida de la competitividad en algunos sectores.La preocupación de los gremios difiere según el rubro de cada uno de los referentes. Los que más están sintiendo los coletazos son los industriales, que ya advirtieron una baja en la producción y perciben que las proyecciones no son muy alentadoras. También acusaron el impacto los gremios de servicios, quizá los que más de inmediato se tropiezan con la incesante alza de precios."El mayor desafío será mantener los puestos de trabajo, no cuánto aumento podemos conseguir. La paritaria del año que viene será la más dura desde 2004", confesó a LA NACION un dirigente gremial de peso y buena llegada a la Casa Rosada.A principios de año, Caló había reconocido públicamente que "la economía estaba estancada" y que se "venían tiempos difíciles". A mitad de 2013, su discurso no giró: "Fue fácil manejar la CGT en épocas de abundancia. Ahora hay que poner el pecho. Asumí la responsabilidad para defender los puestos de trabajo de esta década ganada". Ahora, tras la elección legislativa, su visión continúa siendo idéntica. Por eso, en la última reunión del consejo directivo se debatió sobre qué perfil adoptará la central si es que el contexto económico empeora. Y se tomó casi en unanimidad una decisión: seguirán alineados al kirchnerismo y algunos dilatarán el pedido del bono de fin de año hasta la víspera navideña para no azuzar la escalada inflacionaria.La mirada más escéptica surge de los sindicatos industriales. "Lo que acá cuesta dos pesos se lo consigue afuera por la mitad", ejemplificó un dirigente sobre la baja de la competitividad. Otro colega advirtió sobre la inflación: "A un tornero le pagan 25 pesos la hora y no sabe si le alcanza para comprar un kilo de zapallitos".En algunas fábricas, como la sede de Peugeot en Tres de Febrero, hubo suspensiones y adelanto de vacaciones. Peugeot es la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA