River no tuvo ideas, pero volvió a clasificarse gracias a los penales

 
EXTRACTO GRATUITO

LA PUNTA, San Luis (Especial).- Otra vez, River avanzó gracias a su efectividad desde el punto del penal. Había sucedido frente a Ferro y se repitió ante Colón. El equipo millonario no brilló durante los noventa minutos, pero está en los cuartos de final de la Copa Argentina gracias a su arquero (Chiarini, que contuvo dos disparos) y a la precisión de sus rematadores (sólo el colombiano Teo Gutiérrez marró su penal, que fue atajado por Broun). Ahora, el elenco millonario deberá esperar por el ganador de la serie entre Rosario Central y Tigre.Con menos, Colón hizo más. Nunca monopolizó la pelota ni fue protagonista principal del juego, pero en base a pelotazos largos y punzantes, tuvo a maltraer a la defensa de River. Tres veces pudo Alario vulnerar al actual campeón del fútbol argentino. La primera, cuando todo el mundo se estaba acomodando y River sacó mal la pelota. Llama fue hasta el fondo, tiró el centro atrás y el joven delantero definió de primera, pero la pelota se fue cerca del palo izquierdo de Chiarini.A los nueve minutos, Alario volvió a avisar. Otro pelotazo y otra acción profunda del atacante, que remató fuerte y al primer palo. Las manos de Chiarini evitaron el gol. La tercera acción de Alario llegó a los 21 minutos, con un derechazo potente. El equipo sabalero sentaba las bases de su partido: esperar a River y aprovechar sus errores.¿Qué opusieron los dirigidos por Marcelo Gallardo? Más ganas que fútbol. Y una alarmante falta de claridad. Sólo Teo Gutiérrez, con algunas pinceladas, como aquella habilitación de primera para Boyé, que se cegó ante la inminencia del gol y no pudo eludir a Broun. Después, River trianguló en forma inofensiva y mostró una extraña impericia para dejar a algún futbolista en posición de gol. El partido no fue nunca el que se esperaba. Y la diferencia de categoría no se notó. Al final de la etapa inicial Alario convirtió, pero su gol fue mal anulado por una inexistente infracción sobre Funes Mori.El segundo tiempo fue mucho más entretenido que el primero. Ambos equipos, al menos, derrocharon energía en busca de un gol que los catapultara a los cuartos de final de la Copa Argentina. Urribarri fue más punzante y sus estocadas llevaron peligro. Ingresaron Simeone y Pisculichi, y River ganó en talento.Colón siguió jugando a lo suyo. Y tuvo una jugada clarísima en los pies de Cristian Pavón, el juvenil de Talleres de Córdoba que llegó a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA